10 razones para leer Frankenstein

9781435136168_p0_v12_s260x420Nunca he tenido especial interés por la historia de Frankenstein. Un día por casualidad tuve que leerla en clase, y es entonces cuando comprendí del error que había cometido subestimando la gran obra de Mary Shelley. Frankenstein cuenta la historia de Víctor, un joven noble, de familia distinguida, autodidacta, curioso, sabio y con un gran afán por demostrar a su padre la capacidad de hacer algo grande, de ser importante. Estas aspiraciones le llevan a estudiar minuciosamente el principio de la vida y a descubrir como infundir vida a la materia inerte. Guiado por sus pensamientos de éxito y grandeza crea un monstruo. Poco a poco se va dando cuenta del error de su creación. Pero es demasiado tarde, su vida se irá poniendo patas arriba, es una sucesión de acontecimientos que le llevarán a una vida infeliz y llena de culpas y remordimientos.

bdb346e8a01d754139f4b70091dd75ff

10 Razones para leer Frankenstein o el moderno Prometeo.f56f48c3df87ee0f73268377ef9a18d0

  1. Descubrirás que llevas toda la vida llamando Frankenstein al monstruo, cuando en realidad Frankenstein es el apellido de Víctor, el creador del monstruo al que correctamente deberíamos llamar: El monstruo de Frankenstein  (Ya que en ningún momento especifica su nombre)
  2. Porque cuando descubras que el título completo es Frankenstein o el moderno Prometeo, querrás saber de dónde viene eso de En la mitología griega, Prometeo es el Titán, amigo de los mortales,  que roba el fuego de los dioses, para darlo a los hombres y engaña a Zeus, quien posteriormente le castiga. En la obra de Mary Shelley, hace referencia a la osadía de Víctor Frankenstein por hacer o poseer las cosas divinas.
  3. Porque la historia de cómo surge esta obra es también curiosa. Mary Shelley se encontraba el verano de 1816 en la mansión de Villa Diodati, Suiza, con sus amigos (quienes posteriormente se convertirían en autores importantes): Percy Bysshe Shelley (su futuro esposo), John Polidori y Lord Byron. Era un verano frio, lluvisio y aburrido en Suiza y decidieron escribir cada uno un cuento terrorífico. Mary Shelley empezó a escribir lo que en dos años se convertiría en la primera novela de ciencia ficción. Además esta pequeña competición dio a la luz a  El vampiro,  publicada por Polidori, la cual abrió las puertas al género los vampiros y fue de gran inspiración para Bram Stoker en Drácula.
  4. Porque a pesar de ser una obra que refleja la sociedad de principios del siglo XIX, es atemporal. Mary Shelley presenta una crítica a la ambición, la indiferencia por las consecuencias de los actos y los prejuicios y la discriminación por la apariencia y aspecto físico. Temas que actualmente también nos preocupan.
  5. La obra viene en forma de enseñanza. Comienza con la historia de un Walton, un joven ambicioso, impulsivo, impaciente y con ansias de fama. Víctor Frankenstein entra en la vida de Walton por casualidad y, al descubrir el error más grande que puede llegar a cometer guiado por sus impulsos, le cuenta su historia, en forma de enseñanza.13768672_1126812_b
  6. Frankenstein es mucho más que ese cuento de terror que siempre nos han contado. Es una lucha entre el hombre y Dios.
  7. Es interesante ver la evolución del monstruo y como se va haciendo malvado. Desde su creación, un individuo amable, bueno, con acciones buenas, y como la sociedad, mediante su rechazo y la falta de cariño y compañía, le van convirtiendo en un ser repugnante y asesino.
  8. Es un tanto inesperado y te enganchará.
  9. La criatura de Frankenstein que todos nos imaginamos gracias a la popular película de 1931 en la que Boris Karloff hacía de una bestia torpe, violenta, de tez verde, cráneo plano y con dos electrodos por el cuello, contrasta con la imagen descrita en la novela de una criatura de casi dos metros y medio, piel amarillenta ojos acuosos, pelos y labios negros y grandes y dientes blancos. Además, aprende a leer, hablar varios idiomas y reflexiona filosóficamente sobre su condición humana.    Nada que ver con la imagen que tienen muchas personas.
  10. Porque te gustará.

4c9ab4e213960ce2e76ad34d4282cc0d

Anuncios

¿ Por qúe cada vez menos hombres estudian psicología?

Generalmente, cuando hablamos del inicio de la psicología, nos vienen a la cabeza nombres como Wiliam James, Wundt, Ebbinghaus o Fechner. Todos ellos hombres. Pero las mujeres han estado presentes en la psicología desde sus inicios en el siglo XIX. El papel de la mujer no ha sido reconocido como debería, infravalorado e invisible.

Imagen

La psicología estaba considerada un terreno de hombres y mujeres como Mary Whitton Calkins, Christine Ladd Franklin y Helen Thompson Woolley , tuvieron que hacerse un hueco en una disciplina que solo aceptaba hombres. Estas mujeres tuvieron que elegir luchar entre la familia y los estudios y esto no ha sido reconocido.

Helen

A finales del sibglo XIX, con el cambio económico y social en América, hubo un crecimiento de la psicología femenina. Las mujeres lucharon por obtener los mismos derechos políticos que los hombres y mejores condiciones de trabajo.

El número de mujeres psicólogas ha ido aumentando con los años:

–          Antes de 1901 20 mujeres obtuvieron su doctorado en psicología

–          Antes de 1920, 62 mujeres

–          Entre 1920-1974: 22% de los doctorados fueron destinados a mujeres

–          En 1974: 31 % de los doctorados fueron a mujeres

–          En 1983: el 56% de doctorados fueron destinados a mujeres.

Generalmente, las mujeres se centraron en áreas tradicionales como psicología del desarrollo. Pero a pesar de una gran feminización del estudio de la psicología, en el área académico, no hubo un cambio, los departamentos de psicología seguían  siendo dirigidos por hombres y las mujeres ocupaban generalmente puestos de media jornada.

Además, en las clases de historia de la psicología, siempre se ha hablado de los hombres, dejando a un lado el papel de las mujeres. Sería interesante que estos cursos se centrasen también en enseñar la psicología desde los ojos de las mujeres.

Pero, hoy en día, las cosas han cambiado. Acudir a una clase de psicología es como acudir a una reunión de chicas. Las aulas están llenas de mujeres y los hombres son especies en extinción.

renuin

Las mujeres han ido ganando un papel cada vez más importante en la psicología. En 2001, el 55% de los miembros de la asociación canadiense de psicología eran mujeres,  50% en la asociación americana de psicología. En Sudáfrica, 68% de todos los psicólogos eran mujeres.

Dentro de la psicología, las áreas en las que se han centrado las mujeres han sido diferentes a las de los hombres, por ejemplo, 73% de los doctorados en psicología clínica, han ido destinados a mujeres, mientras que en psicología cualitativa e investigación, 25% y 28% han sido mujeres las que han obtenido el doctorado respectivamente.

En 1992, los países con más mujeres psicólogas fueron:

–          República Dominicana

–          Polonia

–          Venezuela

–          Argentina

–          Filipinas

En 2004:

–          España

–          Sudáfrica

–          Colombia

–          Israel

Pero, ¿qué está pasando? ¿A qué se debe este aumento de la psicología en el sector femenino?

Skinner y Loew (2007) proponen que el número de hombres en la psicología se ha mantenido estable, que el aumento ha sido entre las mujeres. Pero otros investigadores como Eliasson (1998) proponen que los hombres han dejado de estudiar psicología.  Sydner et al. (2000) sugieren el hecho de que los hombres dejen de estudiar psicología es porque la psicología se ha vuelto una ciencia de mujeres y cuando esto pasa, la carrera pierde estatus. Finalmente, Rosenweig (1994) propone que la feminización de la psicología es una consecuencia de la devaluación de la psicología, no una causa. Se refiere a que primero la psicología ha perdido estatus, y por eso los hombres la han dejado a un lado, y ha sido debido a la huida de los hombres cuando las mujeres han empezado a tomar más parte en la psicología.

A pesar de ello, hay áreas de la psicología que aun atraen el interés de los hombres como por ejemplo: la psicología industrial y la investigación en psicología.