Ideas creativas para domingos no aburridos.

Me encanta recordar aquellos momentos en los que nada importaba y cualquier cosa nos hacía felices. Me gusta, en esos días que parece que todo se tuerce y nada sale como deseamos, mirar a cualquiera de las cuatro paredes de mi habitación y, encontrar aquellos álbumes de fotos que guardan entre sus páginas los recuerdos de unos días maravillosos. El reloj se detiene, inmersa en sus páginas,  intento atraer de nuevo aquellas emociones que a través de esas fotografías tomadas en el momento adecuado me hacen ser feliz. Un cumpleaños. El primer día de verano.  Los amigos de la infancia. Esas tardes en el parque. Todos esos momentos perfectamente conservados entre sus páginas.

photo album

Conmovida por todos esos recuerdos me paro a pensar, y me doy cuenta de que me faltan recuerdos. Que desde el momento en que nacieron las cámaras digitales, fue el fin de las fotografías a papel. Ya no existe la necesidad de revelar aquellas magnificas fotografías  pausadamente tomadas. Ahora parece que todo lo tenemos en nuestros ordenadores, tablets y redes sociales. Pero nada es lo mismo. Nada se compara al placer de pasar las páginas y poder acariciar las caras o sentir el olor a papel viejo. Tampoco existe ya esa inquietud por ir a recoger las fotos reveladas ni aquella pasión por la fotografía.

Processed with VSCOcam with m5 preset

Me encantaría recuperar esa bonita costumbre de tener los recuerdos a mano para, cualquier día volver a ser seducida por ellos. Aquí os dejo algunas ideas curiosas para recuperar el placer de crear álbumes de fotos.

 -Albumes tradicionales:

Una buena manera de tener las fotos a mano son los tradicionales álbumes de fotos en los que solo tendrás que comprar un bonito álbum y revelar tus imágenes preferidas.

largeee

–  Albumes de fotos digitales:

A pesar de no ser lo mismo que un álbum con fotografías a papel, los álbumes digitales también ofrecen lugar a la creatividad. Mi propuesta son los álbumes de fotos Hofman. Permiten crear tus álbumes, añadir frases, imagines, … Al final requieren más trabajo que un álbum tradicional, pero el resultado es espectacular. ( Aunque tengo que admitir que requieren un poco más de trabajo que los álbumes tracionales…) Con Hofmann solo tienes que descargarte un programa para el ordendar y ponerte a editar las fotos, cambiar las posiciones, y hacer cosas divertidas con ellas.

-Scrapbooking:

Puede que sea la primera vez que escuchas semejante palabra. No te asustes, en ingles viene a querer decir algo como libro de recortes. Todo suena mejor en ingles. Es un cuaderno en el que además de fotos se pueden incluir dibujos, pegatinas, entradas, recuerdos de viajes y todo lo que se te ocurra. Es una manera divertida de superar la tristeza post-viaje/verano/vacaciones.

i love scrap

Lo primero que tienes que hacer es hacer una selección de fotos e imprimirlas. Una idea es usar la aplicación como paper lover. Te permite imprimir las fotos que te gusten de tus redes sociales y luego te las envían a casa en una cajita preciosa! Con estas fotos puedes crear tu cuadernito.

mrwonderful_paperlover-7

Espero que estas pequeñas ideas os hayan animado a guardar vuestros recuerdos en forma de fotografías. Ya me contareis como os ha ido y si os han servido mis ideas!

momentos felices

Anuncios

¿Por qué las arañas no sufren aracnofobia?

Los seres humanos tenemos la habilidad de comunicarnos mediante las palabras. El lenguaje tiene muchas ventajas y es cierto que la vida no sería igual si no fuésemos capaces de comunicarnos. Pero las palabras también tienen su lado oscuro.

tumblr_m3kcqa2a4R1qis9hro1_500

Las personas somos capaces de relacionar cosas. Relacionamos palabras con su significado e identificamos esas palabras muchas veces con representación en el mundo real. Las palabras tienen funciones psicológicas determinadas. Por ejemplo, cuando vemos una silla pensamos en  la palabra “silla” y nos vienen a la mente cosas relacionadas con ella como: sentarnos, descansar, muebles,.. etc. Cuando nos enseñaban una nueva palabra y nos dicen que es un sinónimo de silla (por ejemplo: taburete), automáticamente las funciones de la palabra silla se transfieren a la palabra taburete.

Esto es sencillo y hasta parece útil.  Pero solo los humanos con habilidades verbales son capaces de llevar a cabo este proceso. Pero ,¿qué sucede cuando relacionamos dos eventos que son potencialmente inofensivos?

Por ejemplo, cuando ves una araña de pequeño y empiezas a tener miedo a las arañas. Relacionas las arañas con tu pueblo y con la oscuridad y empiezas a tener miedo de ir a tu pueblo y de estar en la oscuridad. Puedes llegar hasta a sentirte mal físicamente solo de pensar en la oscuridad o en cualquier cosa relacionada con las arañas

Esto no sucede en los animales porque no son capaces de relacionar dos eventos de manera bidireccional. Cuando relacionamos araña con oscuridad también relacionamos oscuridad con araña.

Aprendemos a evitar lo que nos hace sentir incómodos psicológicamente o incluso físicamente. Una vez que lo hemos evitado empezamos a aprender  que evitarlo es bueno ya que no nos sentimos mal. Cada vez ese estímulo que en un principio era neutro se va convirtiendo en más aversivo cada vez.  Así comienza la ansiedad. Se empieza evitando algo y como evitar esto nos da una recompensa a corto plazo (no pasar por la situación ‘’amenazante”)  aprendemos a evitar, puedes acabar teniendo miedo de tener ansiedad. Cada vez más ansioso, y esto termina en un ataque de pánico. Es un círculo vicioso. Y recuerda, que todo empezó con una silla.

There is a world there

¿Mi recomendación? Tomarse las cosas con calma, no relacionar dos eventos negativos, pensar en cosas positivas y sobre todo afrontar lo que nos da miedo antes de que sea el miedo el que nos domine.  Tomarse las cosas con calma y poco a poco dejar de evitar lo que nos hace sentir un poco mal, antes de que nos haga sentir muy mal.

Aprender a poner distancia entre nuestros pensamientos y la situación actual. Ser consciente y abrir nuestra mente. La cuestión reside en aumentar nuestra flexibilidad psicológica, dejar que las cosas pasen, observa el momento sin juzgar con tus pensamientos lo que sucede. Ser como un animalito del bosque. Abrir nuestra mente. Mindfulness.

likeit

Gente tóxica (1)

En nuestro día a día podemos encontrarnos con personas que por su carácter o por su manera de tratar a los demás hacen que nos sintamos mal o como dice el escritor Bernardo Stamateas nos quitan la energía. El denomina a este tipo de personas con el término de tóxicas, aunque otros autores las llaman vampiros emocionales.

No son vampiros que buscan sangre, son personas normales que buscan energía emocional. Se dejan llevar por el egoísmo y creen que sus necesidades son más importantes que las vuestras. Pueden ser personas normales, es más, en un principio hasta puedan parecerte mejores personas que el resto, siempre llaman la atención. Mientras las necesidades sean similares pueden ser los mejores amigos o compañeros, pero cuando las necesidades se contradicen ahí ellos se anteponen a ti.

Son personas que cuando quieren algo se aprovechan de los demás, nada les paraliza. Nuca se fijan en sus errores. Son personas caracterizadas por su negatividad y pesimismo. Estas personas, como todas, reflejan lo que traen en su interior: mucha negatividad, resentimiento, envidia, celos, crítica, frustración, baja autoestima, necesidad de ser reconocidos, aprobados y ser importantes

Todos hemos conocido o conocemos a alguna persona con la que no queremos hablar, evitamos devolverle las llamadas, por extraña razón pasar tiempo con ellos nos hace volver a casa agotados mentalmente, tensos, molestos,… y casi nunca sabemos porque. Por muy agradable que haya sido el encuentro no entendemos el por qué de estas emociones.

cabinet-death-poison-suicidal-Favim.com-587498_large

En su libro Gente tóxica, Stamataes hace una clasificación de 13 tipografías de personas tóxicas. 

  1. El mete culpas
  2. El envidioso
  3. El descalificador
  4. El agresivo verbal 
  5. El falso
  6. El psicópata
  7. El mediocre
  8. El autoritario
  9. El jefe autoritario 
  10. El neurótico 
  11. El manipulador
  12. El orgulloso
  13. El quejoso

20090303220213_large

El secreto

Hace varios meses encontré un libro que me llamó la atención: El secreto. Su propósito era hacer que los lectores consiguieran cualquier cosa simplemente pensando en ella. Un ejemplo: Un día vas al supermercado, quieres hacer todo corriendo y típico: no hay sitio para aparcar el coche. Según El secreto lo que deberías hacer es pensar intensamente y atraer a tu mente pensamientos e imágenes de aparcamientos o imaginarte coches desaparcando. Haces esto , y chan, por arte de magia encuentras un lugar para aparcar el coche.

Obviamente no empecé a leer el libro maravillada por conseguir la receta del éxito ni  para saber como conseguir mis propósitos por ciencia infusa, lo empecé por mera curiosidad, por ver como te explicaban estas cosas casi “mágicas” sin emplear en ningún momento la palabra magia, magos, varita mágica, y cosas por el estilo.

Pero una vez terminado el libro, me sorprendió, me sorprendió gratamente. Muchas veces las personas estamos convencidas de que no conseguiremos algo, y por eso ni lo intentamos, o pensamos en que vamos a perder algo y por eso no hacemos ningún esfuerzo por mantenerlo. El libro da muchas vueltas a la ley de la atracción. Tu atraes a tu vida lo que piensas. ¿Cuantas veces nos ha pasado que a alguien le caemos mal y después de un rato descubrimos que es cierto? No es que nos haya leído el pensamiento, es simplemente que al pensar en algo, vivimos como si eso fuera real, e inconscientemente nos comportamos de tal manera que eso se convierte en real.

En el caso del aparcamiento, no significa que por pensar que vamos a conseguir una plaza libre la consigamos, en realidad se trata de que al poner la atención en buscar una plaza libre, tendremos puestos todos los sentidos en encontrar una plaza, estaremos con toda nuestra atención en la plaza, y así no se nos pasara ninguna. En cambio si nuestros pensamientos fuesen negativos, podría ser que hubiese plazas libres y sin querer las perdiésemos por no estar atentos por tener en la cabeza el chip de: no voy a encontrar, no voy a poder, no soy capaz,…

Una vez terminado el libro, puedes verlo de diferentes perspectivas. Yo me quedo con que los pensamientos negativos y derrotistas y esos auto mensajes negativos que nos mandamos pueden hacerse realidad, pero solo nosotros tenemos la llave para dejar entrar lo que queremos en nuestra vida. Y ese es mi secreto la llave para dejar entrar en mi los pensamientos que yo quiera y cerrarle la puerta a todos los complejos, los qué dirán, los no puedes, el tú no vales o el jamás lo conseguirás.

Imagen

Imagen

ImagenImagen