meditación

¿Por qué las arañas no sufren aracnofobia?

Los seres humanos tenemos la habilidad de comunicarnos mediante las palabras. El lenguaje tiene muchas ventajas y es cierto que la vida no sería igual si no fuésemos capaces de comunicarnos. Pero las palabras también tienen su lado oscuro.

tumblr_m3kcqa2a4R1qis9hro1_500

Las personas somos capaces de relacionar cosas. Relacionamos palabras con su significado e identificamos esas palabras muchas veces con representación en el mundo real. Las palabras tienen funciones psicológicas determinadas. Por ejemplo, cuando vemos una silla pensamos en  la palabra “silla” y nos vienen a la mente cosas relacionadas con ella como: sentarnos, descansar, muebles,.. etc. Cuando nos enseñaban una nueva palabra y nos dicen que es un sinónimo de silla (por ejemplo: taburete), automáticamente las funciones de la palabra silla se transfieren a la palabra taburete.

Esto es sencillo y hasta parece útil.  Pero solo los humanos con habilidades verbales son capaces de llevar a cabo este proceso. Pero ,¿qué sucede cuando relacionamos dos eventos que son potencialmente inofensivos?

Por ejemplo, cuando ves una araña de pequeño y empiezas a tener miedo a las arañas. Relacionas las arañas con tu pueblo y con la oscuridad y empiezas a tener miedo de ir a tu pueblo y de estar en la oscuridad. Puedes llegar hasta a sentirte mal físicamente solo de pensar en la oscuridad o en cualquier cosa relacionada con las arañas

Esto no sucede en los animales porque no son capaces de relacionar dos eventos de manera bidireccional. Cuando relacionamos araña con oscuridad también relacionamos oscuridad con araña.

Aprendemos a evitar lo que nos hace sentir incómodos psicológicamente o incluso físicamente. Una vez que lo hemos evitado empezamos a aprender  que evitarlo es bueno ya que no nos sentimos mal. Cada vez ese estímulo que en un principio era neutro se va convirtiendo en más aversivo cada vez.  Así comienza la ansiedad. Se empieza evitando algo y como evitar esto nos da una recompensa a corto plazo (no pasar por la situación ‘’amenazante”)  aprendemos a evitar, puedes acabar teniendo miedo de tener ansiedad. Cada vez más ansioso, y esto termina en un ataque de pánico. Es un círculo vicioso. Y recuerda, que todo empezó con una silla.

There is a world there

¿Mi recomendación? Tomarse las cosas con calma, no relacionar dos eventos negativos, pensar en cosas positivas y sobre todo afrontar lo que nos da miedo antes de que sea el miedo el que nos domine.  Tomarse las cosas con calma y poco a poco dejar de evitar lo que nos hace sentir un poco mal, antes de que nos haga sentir muy mal.

Aprender a poner distancia entre nuestros pensamientos y la situación actual. Ser consciente y abrir nuestra mente. La cuestión reside en aumentar nuestra flexibilidad psicológica, dejar que las cosas pasen, observa el momento sin juzgar con tus pensamientos lo que sucede. Ser como un animalito del bosque. Abrir nuestra mente. Mindfulness.

likeit

Mujeres en la psicología, Personas inspiradoras

Christine Ladd-Franklin: la mujer que fue aceptada en John Hopkins creyendo que era un hombre.

Christine Ladd-Franklin nació en Connecticut en 1847 (-1930). Tras la muerte de su madre, se mudó a  New Hampshire, donde vivió con varios familiares. Entró a estudiar en la academia de Wlshing (lugar donde acudían los chicos que querían estudiar en Harvard). Empezó estudiando matemáticas porque sabía que nunca sería aceptada para estudiar física. Como no tenía dinero tuvo que abandonar sus estudios para ponerse a trabajar como profesora.

Christine

Durante ese tiempo escribía problemas matemáticos para el London Educational times. Así fue descubierta por un famoso matemático : Sylbester. Sylbester le propuso entrar en J.Hopkins y Christine escribió una solicitud para entrar. Tenía un curriculum tan perfecto que pronto fue aceptada. Su solicitud estaba firmada con: C. Ladd. Cuando se presentó en la Universidad y vieron que era una mujer, quedaron muy decepcionados ya que habían creído que se trataba de un hombre. A pesar de las insistencias de Sylbester, Christine no fue aceptada en la universidad J. Hopkins como estudiante matriculada, pero se le permitió asistir a las clases de Sylbester. Pero su nombre nunca apareció en las listas ni documentos oficiales, para que no se convirtiera en un precedente para otras mujeres.

En un año sabático viajó a Alemania y aquí conocio a Müller y Helmholtz. Influenciada por sus teorías sobre la visión, Christine desarrollo la teoría de la visión del color.  Según su teoría, la visión es un proceso evolutivo. Los animales tienenen una visión acrómatica ( ven en blanco y negro) Según su teoría, la visión se desarrlla en 3 etapas

  • Vision acromática
  • visión de colores azules y amarillos
  • visión de colores rojos y verdes

El desarrollo de la visión va en orden y por eso hay más personas que tienen problemas para ver los colores rojos y verdes, porque es la ultima que se desarrolla.

Fue la primera mujer en tener todo listo para doctorarse en la universidad John Hopkins, pero su doctorado no fue aceptado hasta 44 años después, cuando Christine tenía 79 años.

Ladd-Franklin fue miembra de la asociación americana de psicología y de la sociedad de oculistas de america.

Además, en esa época, Titchener organizaba reuniones del grupo de los experimentalistas a las que no podían asistir mujeres. Christine se enfadó mucho con Titchener (20 años menor que ella) Y acabó apareciendo en una de esas reuniones, solo en un una.

Ladd-Franklin también escribió en el Analyst, una famosa revista de matemáticas y lógica.

http://www.youtube.com/watch?v=1eC7nPkE2v8

http://www.youtube.com/watch?v=FwG3qbZPPzM

Mujeres en la psicología, Personas inspiradoras

12 en casa: la historia de Lillian Gilbreth.

La película 12 en casa (2003) se basa en la vida de los Gilbreth. Un matrimonio que se centró en estudiar la eficacia en el trabajo y las maneras de hacer las tareas más simples ahorrando tiempo.

doce en casa

Lillian Gilbreth (1878-1972), nació en California. Fue la hija mayor de 9 hermanos. Tuvo que hacerse cargo de sus hermanos desde que su madre enfermó. Cuando era pequeña, era muy tímida y estudió en casa hasta los 9 años. En el colegio, tenía dificultades para hacer amigos y siempre estuvo interesada en la poesía.

Lilliam

Sus padres nunca esperaron que fuera a la universidad y querían (como era habitual en aquella época), que la pequeña Lillian se casara con un hombre rico. Pero Lillian decidió ir a la Universidad. Estudió en la universidad de Berkeley literatura inglés, lengua extranjera y filosofía.

Debido a la enfermedad de su madre, tenía que ir y venir todos los días de Oakland a Berkeley, para cuidar así de su madre y sus hermanos. Tras terminar sus estudios en Berkeley, decidió ir a  la universidad de Columbia para obtener un master en literatura ingles, pero las mujeres no eran aceptadas. Cambió sus planes y emepezó a estudiar un master en Columbia de psicología bajo Thorndike.

Se puso enferma y tuvo que volver a California sin haber podido terminar su master. En California volvió a la Universidad de Berkeley para terminar su master en literatura.

Viajó a Europa, donde conoció al que sería su futuro marido: Frank Gilbreth. Frank se dedicaba a los negocios de la construcción y siempre estuvo muy interesado en cómo ahorrar tiempo y hacer las tareas de manera más sencilla. Tras casarse, Lillian empezó su doctorado en Berkeley sobre estudios ingleses y con una parte de psicología. Las ideas de Frank y sus sugerencias le hicieron cambiar de idea y cambió su doctorado al área de la psicología. Su tesis trató sobre cómo enseñar de manera eficiente y cómo eliminar lo innecesario en la enseñanza. Pero la Universidad de Berkeley le denegó el doctorado, justificándose con que no tenía los justificantes necesarios y que era una mujer. Más adelante volvió a presentar su tesis en la Universidad de Brown y esta vez fue aceptada.

both

Llilian fue una esposa, psicóloga, ingeniera y madre de 12 hijos. Empezó a trabajar junto con su marido Frank y sus estudios se centraron en la psicología y la dirección científica. Investigaron las habilidades directivas y trataron de ahorrar tiempo y hacer las cosas de la manera más productiva. Muchos de sus métodos fueron probados en su casa con sus hijos.

Frank y Lillian trabajaron para la empresa Jonshon and Jonshon , en el departamento de dirección. Aquí llevaron a cabo dos estudios diferentes: estudios de tiempo y movimiento y estudios sobre la fatiga, lo que sería más adelante la ergonomía. Querían mejorar la eficiencia industrial y encontrar la manera de eliminar el tiempo perdido.

Mientras trabajaba en la construcción Fran se dio cuenta que había tres tipos de trabajadores:

  1. Los que se daban prisa para terminar
  2. Los que hacían lo suficiente para extender el trabajo para llenar el día.
  3. Los que trabajan normal.

Diseñando un nuevo andamiaje para los trabajadores, Frank eliminó los movimientos innecesarios para así incrementar la productividad y reducir la fatiga al terminar la jornada laboral.

Lillian Gilbreth fue la primera psicóloga que combinó la psicología con ingeniería industrial. Ella y su marido escribieron un libro, pero nunca pusieron el nombre de ella en la publicación. Más adelante, se dedicaron a hacer talleres en los que explicaban sus métodos. Estos talleres tuvieron  mucho éxito. Hasta la muerte de Frank Gilbreth.

Cuando Frank murió, Lillian fue despedida de muchas empresas y sus talleres perdieron audiencia. Se dedicó a dar clases en la universidad y continuó con algunos de sus talleres.

Durante la gran depresión en America, le propusieron llevar a cabo un programa: “compartir el trabajo”. Tuvo mucho éxito y se crearon nuevos puestos de trabajo.

Fue la primera psicóloga en obtener un sello con su foto y también la primera en ser miembro de la sociedad industrial de ingenieros. Además, obtuvo 20 premios honoríficos a lo largo de su carrera.

lilian gilbreth

http://www.youtube.com/watch?v=ZsQ7KPO6DOw

http://www.youtube.com/watch?v=M7cnJHu_l5A

http://www.youtube.com/watch?v=aMiRRpDHLQM

meditación

Be mindful,if your mind is full.

Últimamente he estado muy interesada en el tema de la medicación. Admiro a las personas que son capaces de controlar su mente en momentos difíciles. Meditar te ayuda a poner en orden tus pensamientos y centrarte en el ahora.

Quizá hayáis oído hablar del Mindfullnes, es una forma de meditar orientada hacia la concienciación, a hacernos conscientes del momento actual. Se trata de poner la atención en el ahora. En la sociedad que vivimos, con las preocupaciones que nos rondan la cabeza cada poco, tenemos una sobredosis de información que no nos deja centrarnos en el presente.  De eso se trata el MIndfulness.

Reservar unos minutos al día para meditar y centrarnos en el ahora, no solo tiene beneficios a nivel mental, sino también a nivel físico y de la salud. Recientemente se ha descubierto que las personas que suelen meditar tienen menos probabilidades de ponerse enfermos que los que no meditan, ya que los primeros tienen más anticuerpos.

Quizá te estén entrando ganas de meditar tras leer esto, y te estarás preguntando cómo hacerlo. Lo cierto es que no hay una técnica universal para meditar. Hay muchas, pero lo más sencillo para comenzar es empezar por centrarte en el momento actual. Tratar de identificar cómo te sientes ahora. Lo más importante es usar la respiración como ayuda.

Practicar Mindfulness no es llegar a  ningún lugar, se trata de estar donde estás y de saber que estás ahí.  Se consciente de uno mismo.

Muy a menudo nos absorben nuestros pensamientos y dejamos de lado las sensaciones físicas. Dejamos de prestar atención a nuestro cuerpo, pero lo cierto es que las sensaciones del cuerpo son las que dicen mucho sobre nuestras emociones y nuestro estado mental.

La meditación trata de prestar atención a nuestro cuerpo no a nuestros pensamientos.

Personalmente, una de las meditaciones que a mí más me gusta es la llamada anclaje. El anclaje se trata de entrenar cada día mentalmente nuestra mente, imaginándonos un lugar agradable, en el que nos sintamos cómodos. Poco a poco a esta visualización vamos añadiéndole sonidos, sensaciones, incluso hasta olores. Una vez que hemos entrenado esto, cuando estamos en situaciones de ansiedad o de estrés, con nuestra mente podemos transportarnos a ese lugar y la ansiedad desaparece. Se trata de muchas horas de entrenamiento, pero una vez que lo controlemos y mediante la respiración, podemos salir del circulo de la ansiedad.

Me gusta imaginarme que estoy en una playa, notar el sol en mi piel, tocar con las manos la arena y dejarla caer entre mis dedos, oír la brisa del mar , las gaviotas , el ruido de las olas contra las piedras, ese olor a sal…

No puedes impedir que los pájaros de la ansiedad sobrevuelen tu mente, pero si podres impedir que aniden en tu cabeza. Imagen