Curiosidades

Algún Día Llegará mi Verano.

poster_1_grandeReMoved es un cortometraje sobre la vida de una niña de 9 años que es sacada de su casa por los servicios sociales por las continuas discusiones y peleas de sus padres. Esta niña va pasando por diferentes casas, con diferentes padres, le separan de su hermano pequeño y a lo largo del cortometraje vamos entendiendo sus emociones, sus miedos y su desesperanza.

ec2880ac0c44e0b58d776994cea45616

La historia de ReMoved surge cuando Christina Matanick se plantea adoptar hijos. Christina empieza a pensar en lo que esto supone y las dificultades de crianza que puede llegar a tener, pero se olvida de los problemas y dificultades que puede tener el niño adoptado. Esta historia presenta la adopción desde un puntos de vista al que no estamos acostumbrados los adultos: el de los niños.

Actualmente están creado la segunda parte de esta pequeña película, en la que también se presentarán a los profesores, los servicios sociales, las diferentes familias de acogida, el reencuentro con los padres biológicos,…

La película fue creada con ayuda de amigos, favores, lugares prestados, etc. Actualmente están tratando de obtener fondos para continuar con la segunda parte de la película.

Os recomiendo ver el video. Muchas veces no nos hacemos a  la idea de todo lo que pueden haber llegado a sufrir los niños adoptados, en familias de acogida, u otro tipo de servicios.

El objetivo de este cortometraje, ganador de varios festivales de cine, es concienciar a las personas y promover e inspirar un cambio.

Aquí os dejo el cortometraje :

http://removedfilm.myshopify.com/

Está en inglés, aquí podeis verlo subtitulado:

https://www.youtube.com/watch?v=ZW0Mffa65q8

Si te ha gustado el cortometraje, compártelo!

Tu pasado no tiene porqué determinar tu futuro.

(Aquí podeis  ver un adelanto de la segunda parte: https://www.youtube.com/watch?v=rtlLVBb5JTg )

a2c3c631011249eb0c7e4a3ef025d86e

Para reflexionar

Melancolía, la felicidad de estar triste.

31 de diciembre. Día 365, semana 52.

A medida que nos hacemos mayores mirar el calendario y pensar  que los días pasan cada vez más rápido es casi inevitable. Hoy 365 días se nos van. Vuelan al cajón de los recuerdos, ese que está lleno de trocitos de momentos que vamos coleccionando  a lo largo de nuestras vidas. Vivimos en un mundo en el que todo pasa corriendo y  el tiempo que nos queda para  abrir el cajón de los recuerdos es etéreo, pero ,el día 31 de diciembre es por excelencia, el día en el que todo el mundo abre su cajón, para buscar en el los pequeños trocitos del 2014.

FRASCO-RECUERDOS

Mirar todos esos momentos y recuerdas como celebraste el año pasado su última noche y parece que fue hace poco. También pensar como celebrarás esta noche dentro de un año. Las personas con las que lo harás, el lugar,… Muchas  veces puede parecer que todo sigue igual, pero te vas dando cuenta de que hay un montón de cosas que han cambiado. Te das cuenta de que tú has cambiado.

Tutorial en diy-enthusiasts
Tutorial en diy-enthusiasts

Te paras a pensar en todo lo que has conseguido hacer este año, en todo lo bueno que te ha pasado, y en todo lo bueno que has hecho que pasara. También en todo lo que no has hecho, pero que seguro intentarás hacer este año.

Muchas veces, pensamos que todo va a cambiar de la noche a la mañana, que el día 1 de enero seremos mejor personas, una mejor versión de nosotros mismos, pero nuestros propósitos acaban por incumplirse esta misma noche. Se nos ocurren un millón de cosas buenas para hacer este año, muchas de las cuales sabemos que acabaran por quedarse en nuestra imaginación. Pero aun así, nos hace ilusión ponernos metas, somos felices pensando en todo lo que aún nos queda por vivir.

Nada cambia, si nada cambia
Nada cambia, si nada cambia

 Estamos en la primera semana del año. La primera de las 52 que tenemos por delante, para  superarnos a nosotros mismos, para crear nuevos recuerdos  y buenos momentos, para llenar los álbumes de fotos con sonrisas y las manos de esperanzas. Porque cuando nosotros mejoramos,  hacemos que los que nos rodean mejoren con nosotros.

c40846f0b02c498144994f0784527e20

A veces pienso que los propósitos de año nuevo no sirven de nada, pero también me hace ilusión pensar en  cómo va a ser este año, todo lo nuevo que este año va a traer: oportunidades, nuevas historias por escribir, personas que entrarán en nuestras vidas, otras que saldrán, y las antiguas que se quedarán un año más, todas esas pequeñas cosas que hacen que tu año sea único y  que al recordarlo al final te saquen esa sonrisa, tu sonrisa. El último día del año es día de sonrisas, de reencuentros, es un día en el que nos ponemos un poco melancólicos, pero como dice Víctor Hugo, la melancolía es la felicidad de estar triste. Pensar en el año que ha pasado y saber que no vas a volver a vivir esos momentos, que hay personas que jamás volverás a ver, pero aun así estar feliz, feliz porque te hizo reír mientras duró, feliz porque has aprendido que las cosas no duran para siempre y eso te hace quererlas aún más, disfrutar de cada pequeño momento porque los momentos no se repiten, pasan y nos dejan únicamente con sus recuerdos.  Este año nuevo quiero guardar recuerdos, y por eso, porque me hace ilusión y porque quiero escribir ya una nueva historia, mi 2015,  aquí os dejo 10 cosas que me gustaría recordarme cada uno de los días que este año tiene.

  1. Ten paciencia.
  2. Sé ordenado.
  3. Aprende, enseña y comparte.
  4. Sonríe. Sonríete a ti mismo, sonríe a los demás y sobre todo, sonríe a la vida.
  5. Escucha.
  6. Disfruta de cada momento.
  7. Viaja y explora.
  8. Sé un poquito más sano.
  9. Estate aquí y ahora.
  10. Mueve el culo.
Ideas Navideñas.

Cuando queríamos ser mayores…

Aveces me asusta pensar en lo rápido que pasa el tiempo. Me gustaría poder congelar momentos dentro de una bola de cristal, para poder recuperarlos siempre que quiera, como esas bolas que siempre podemos encontrar en Navidad.

ball

Una de las cosas que me hace darme cuenta de lo rápido que pasa el tiempo es ver alos niños crecer.  Y lo que más pena me da es cuando descubren el secreto de la Navidad. Es día te haces mayor, sabes que estás un poquito más cerca de ser MAYOR. Porque cuando eres pequeño eso es lo que quieres: ser MAYOR. Y a veces descubrir el significado de la Navidad te hace sentir mayor…

large

Pero ahora, una vez que has crecido y eres mayor (eso es lo que creo al menos, a pesar de que el día de mi 21 cumpleaños creyeron que tenía 14 años… Algún día cuando tenga 50 me alegraré por ello). Lo que iba a contaros es que una vez que eres mayor, darías todo por volver a ser pequeño y hubieses dado todos tus juguetes preferidos por que tu madre te hubiese engañado así:

Todos lo hemos vivido: un día, cada vez más pronto que tarde,  llega el enteradillo de la clase y te lo espeta así, sin miramientos. Tus padres te han estado tomando el pelo. Y tú eres un pringado por no darte cuenta. Es el primer gran triunfo del escepticismo contra lo que jamás cuestionamos, contra la palabra de papá, que va siempre a misa. No hay mayor molestia que la de sentirse engañado por quien tú más quieres. Te falla tu fuente más fiable, y ese día no se olvida jamás. Todos hemos vuelto a casa formulado la pregunta con terror a la posible respuesta:

–          Mamá, ¿los reyes sois los padres?

Lo que en idioma adulto significa:

–          Madre. ¿serás capaz de engañar a tu propio hijo? ¿eh?

Si mi madre hubiera contestado la verdad, el escéptico la habría ganado… para siempre. Sin embargo, lo que hizo fue ganarle la batalla con sus propias armas. Escepticismo contra escepticismo. Si yo me mostraba más dispuesto a creerme al más escéptico, ella se subiría a ese pódium. Su respuesta fue bien clara: sin pestañear y casi sin meditarlo ni un segundo, contestón:

–          Eso es lo que le dicen a los niños malos los papás que ven que los Reyes no les han traído nada. Como quieren que sus hijos sigan recibiendo regalos, los papas se ven obligados a suplantar a los Reyes Magos. Y para no confiarles que los auténticos Reyes Magos no les han traído nada, les mienten y les dicen que no existen.

Bingo. A partir de ese día, a cada enteradillo nuevo que me venía con el cuento de los padres, yo no podía hacer otra cosa que mirármelo con displicencia y compasión, como pensando: “si tú supieras”, y eso sí, mi madre siguió ostentando el título de fuete más fiable de mi vida durante al menos, doce meses más.

(#Annonymics- Risto Mejide. )

large

Cultivando felicidad, Ideas Navideñas.

Buenas ideas para empezar el año.

Todos los años sucede lo mismo. El 1 de enero es la fecha que siempre utilizamos como comienzo de todo. El 1 de enero dejo de fumar. El 1 de enero empiezo en el gimnasio. El 1 de enero … El 1 de enero… Y llega el 31 de diciembre y esas buenas ideas y proyectos se quedan en eso: en ideas y proyectos.

Por si a ti también te apetece empezar algo, aquí te propongo varias ideas para empezar ( y si eres capaz) terminar durante este 2014:

feliz 2014

1. Recordar las cosas buenas del año.

Empieza el 1 de enero. Escribe en un trocito de papel cada día algo bueno que te haya sucedido ese día. Vete metiendo cada día el papelito en un bote. El 31 de enero abre todos los papelitos y recuerda las cosas buenas que ha tenido el año.

Las cosas buenas del año.

2. El calendario de los buenos momentos.

Prepara una cajita con una tarjetita para cada día del año. Cada escribe algo bueno que haya tenido ese día. Es una idea que puede ir de año en año. Cada año escribe en su día correspondiente. Así, dentro de 10 años por ejemplo, puedes recordar cada día las cosas buenas que te sucedieron ese mismo día.

Caja

 

Estas dos ideas me han parecido muy interesantes. Sé que es muy difícil llevarlas a cabo. Pero por lo menos tenerlas en mente…

propositos