buenas ideas

Ideas creativas para domingos no aburridos.

Me encanta recordar aquellos momentos en los que nada importaba y cualquier cosa nos hacía felices. Me gusta, en esos días que parece que todo se tuerce y nada sale como deseamos, mirar a cualquiera de las cuatro paredes de mi habitación y, encontrar aquellos álbumes de fotos que guardan entre sus páginas los recuerdos de unos días maravillosos. El reloj se detiene, inmersa en sus páginas,  intento atraer de nuevo aquellas emociones que a través de esas fotografías tomadas en el momento adecuado me hacen ser feliz. Un cumpleaños. El primer día de verano.  Los amigos de la infancia. Esas tardes en el parque. Todos esos momentos perfectamente conservados entre sus páginas.

photo album

Conmovida por todos esos recuerdos me paro a pensar, y me doy cuenta de que me faltan recuerdos. Que desde el momento en que nacieron las cámaras digitales, fue el fin de las fotografías a papel. Ya no existe la necesidad de revelar aquellas magnificas fotografías  pausadamente tomadas. Ahora parece que todo lo tenemos en nuestros ordenadores, tablets y redes sociales. Pero nada es lo mismo. Nada se compara al placer de pasar las páginas y poder acariciar las caras o sentir el olor a papel viejo. Tampoco existe ya esa inquietud por ir a recoger las fotos reveladas ni aquella pasión por la fotografía.

Processed with VSCOcam with m5 preset

Me encantaría recuperar esa bonita costumbre de tener los recuerdos a mano para, cualquier día volver a ser seducida por ellos. Aquí os dejo algunas ideas curiosas para recuperar el placer de crear álbumes de fotos.

 -Albumes tradicionales:

Una buena manera de tener las fotos a mano son los tradicionales álbumes de fotos en los que solo tendrás que comprar un bonito álbum y revelar tus imágenes preferidas.

largeee

–  Albumes de fotos digitales:

A pesar de no ser lo mismo que un álbum con fotografías a papel, los álbumes digitales también ofrecen lugar a la creatividad. Mi propuesta son los álbumes de fotos Hofman. Permiten crear tus álbumes, añadir frases, imagines, … Al final requieren más trabajo que un álbum tradicional, pero el resultado es espectacular. ( Aunque tengo que admitir que requieren un poco más de trabajo que los álbumes tracionales…) Con Hofmann solo tienes que descargarte un programa para el ordendar y ponerte a editar las fotos, cambiar las posiciones, y hacer cosas divertidas con ellas.

-Scrapbooking:

Puede que sea la primera vez que escuchas semejante palabra. No te asustes, en ingles viene a querer decir algo como libro de recortes. Todo suena mejor en ingles. Es un cuaderno en el que además de fotos se pueden incluir dibujos, pegatinas, entradas, recuerdos de viajes y todo lo que se te ocurra. Es una manera divertida de superar la tristeza post-viaje/verano/vacaciones.

i love scrap

Lo primero que tienes que hacer es hacer una selección de fotos e imprimirlas. Una idea es usar la aplicación como paper lover. Te permite imprimir las fotos que te gusten de tus redes sociales y luego te las envían a casa en una cajita preciosa! Con estas fotos puedes crear tu cuadernito.

mrwonderful_paperlover-7

Espero que estas pequeñas ideas os hayan animado a guardar vuestros recuerdos en forma de fotografías. Ya me contareis como os ha ido y si os han servido mis ideas!

momentos felices

buenas ideas, libros

Un libro, una película y una banda sonora. Feliz fin de semana.

Una película: Siempre el mismo día (2011)

one one

Se basa en el libro, de mismo nombre, escrito por David Nichols. Presenta un argumento muy peculiar: la relación de dos amigos a lo largo de 20 años que toma como referencia el día que se conocieron: el 15 de Julio de 1988. Dexter y Emma son dos jóvenes que se conocen el día de su graduación  en la Universidad de Edimburgo.  A lo largo de la película se puede observar como la relación de los protagonistas va evolucionando, como crecen y se hacen mayores, como las decisiones que van tomando en la vida los va transformando. Te hace reflexionar, pensar en las cosas que dejamos de hacer y los cambios que producen. A lo largo de la película puedes imaginarte como hubiese sido si los protagonistas hubiesen tomado otros caminos diferentes, para llegar al final al mismo destino. Como las cosas no serían iguales, su relación, el pasado marca nuestro futuro y todo lo que borremos modifica nuestro futuro.

Un buen argumento y un buen escenario: Edimburgo, Londres y París. Sin embargo, creo que el libro es mucho mejor.

siempre el mismo dia

Un libro: Déjame que te cuente (Jorge Bucay)

Tengo un problema con los libros: me gustan demasiados. Empiezo muchos libros que a veces nunca termino. Hace tiempo empecé a leer un libro que no necesitaba leer de continuo, un libro al que podía recurrir de vez en cuando. Un libro de Jorge Bucay: Déjame que te cuente.

Para volar hay que empezar asumiendo riesgos. Si no quieres, lo mejor quizá sea resignarse y seguir caminando para siempre.

En el libro Damián, empujado por su curiosidad e inquietud por saber más de sí mismo, acude a la consulta del psicólogo Jorge.  Jorge es un psicólogo diferente y en cada sesión le contará un cuento relacionado con sus curiosidades y preguntas. Según Bucay, los cuentos ayudan a no olvidar las enseñanzas que este libro intenta transmitirnos. Una colección de cuentos clásicos, modernos o populares transformados para captar la atención del lector y crear una necesidad de pensamiento más allá del cuento. Una vez leídos los cuentos, olvidar su esencia principal resulta casi imposible.

 dejame que te cuente

Una canción:

http://www.youtube.com/watch?v=InmIK7xFFf4

 

 

Cultivando felicidad

El café pendiente.

En estas épocas de Navidad, un buen ejercicio para cultivar felicidad es lo que en psicología positiva llamamos: Random act of kindness (actos aleatorios de generosidad). Este ejercicio consiste en hacer felices a personas desconocidas mediante actos de generosidad. Un ejemplo es la historia del café pendiente.:

Estoy sentada en una cafetería y veo como un señor se toma su café , pero paga dos. A los cinco minutos, una familia hace lo mismo, además de sus 3 consumiciones, pagan dos cafés más. Me parece extraño. Pero pronto entiendo la razón. Cuando un señor vestido con ropas viejas y con barba de varios días entra en la cafetería, pregunta a ver si quedan cafés pendientes. El camarero le ofrece un café y el señor se va sin pagar.

cafe

 

La primera vez que se realizó fue en Nápoles. Se trata de ir a una cafetería, tomarte un café, pero pagar dos. Cuando alguien que no tiene mucho dinero quiere un café, puede ir a la cafetería y pedir si queda algún café pendiente.

 

https://www.youtube.com/watch?v=T2ZST10nebU

 

El 1 de diciembre es el día de los actos aleatorios de generosidad. No tiene por qué ser siempre algo material.

Algunas ideas:

  1. Tirar céntimos por el suelo, pidiendo un deseo para cada persona que se los encuentre
  2. Donar sangre
  3. Pagar la gasolina de otra persona en la gasolinera
  4. Hacer magdalenas/galletas para la policía/bomberos
  5. Realizar un curso de primeros auxilios
  6. Entrar en una tienda de juguetes y regalar globos a niños.
  7. Donar ropa/objetos
  8. Visitar una residencia de ancianos
  9. Comprar un café y regalárselo a la primera persona que pase

 

https://www.youtube.com/watch?v=BV4dbFzBLng

https://www.youtube.com/watch?v=Gm1vxzwwv4c

Cultivando felicidad

¿Puede el dinero dar la felicidad?

Tener un mínimo de dinero para cubrir las necesidades básicas es necesario para poder ser feliz. Pero a partir de ese nivel, dinero y felicidad ya no están relacionados. No es más feliz el que más tiene, es más feliz el que más da. Michael Norton afirma en su libro Happy money que podemos alcanzar una mayor felicidad invirtiendo en los demás en lugar de en uno mismo. Los comportamientos altruistas nos hacen más felices.

El mejor método para ser felices es invertir en los demás.

Resulta difícil comprender como donar dinero a una organización benéfica puede hacer más feliz a la gente que invertir el dinero en tu familia o en tí mismo. Pero lo cierto es que nos sentimos bien cuando vemos que la gente es feliz gracias a nuestro dinero. Por ejemplo, hace varios años estaba muy de moda apadrinar niños. Lo más normal sería pensar: ¿Pero cómo puede hacerte feliz dar dinero a un niño que jamás vas a conocer?  Y sí, lo más probable es que jamás conozcas a ese niño, pero ver las fotos, los dibujos y las cartas que te envía , eso hace feliz a la gente, ver que gracias a su dinero ese niño ahora es feliz, ahora puede estudiar y sacar hacia delante a su familia, te hace sentir orgulloso y sobre todo feliz.

En un experimento, varias personas recibieron un sobre con dinero y con unas instrucciones de cómo emplearlo. Los del grupo 1 tenían que gastarlo en ellos mismos mientras que los del grupo 2 solo se les permitía gastarlo en otras personas.  Al final del experimento, los del grupo 2 ( los que lo gastaron en otras personas), se sentían más felices que al inicio del experimento. Para los del grupo 1 nada había cambiado, se sentían igual.

Dentro de la psicología positiva hay una intervención que propone que para incrementar nuestro bienestar no tenemos más que hacer regalos inesperados a nuestros amigos. Y está demostrado, siendo generosos, altruistas y compartiendo lo que tenemos, nuestra felicidad se incrementa.

Hace unos años, en  un restaurante de Philadelphia, una familia pagó su cena y la cena de otros comensales. Cuando estos fueron a pagar y vieron que otros lo habían hecho por ellos, pagaron la cena de otra mesa, y durante las siguientes cinco horas se creó una cadena.  Lo cierto es que estamos hechos para compartir , y somos felices haciéndolo. Las personas egoístas sienten vergüenza y ademas segregan cortisol, la hormona del estrés. Lo que hace que tengan más enfermedades que el resto.

+¿Es necesario más dinero para ser feliz?

-Sí, pero para compartir.

felicidad