¿Pueden nuestras experiencias en la infancia determinar la manera de relacionarnos posteriormente?

¿Alguna vez os habéis fijado en la manera en la que nos relacionamos con los demás? Seguramente os habréis dado cuenta que personas diferentes se relacionan de manera diferente. Hay  algunas personas que  necesitan más afecto  y sufren cuando se separan de sus seres queridos mientras que otras lo hacen total normalidad, es más, parece como si necesitaran estar solas durante un tiempo.

lluvia

Esta cuestión, a la que los psicólogos han denominado la teoría del apego (Bowlby,1969), ha sido ampliamente estudiada y debatida durante muchos años. Según esta teoría, desde que somos pequeños vamos creando un modelo mental de como relacionarnos con los demás. Este modelo se construye mediante las experiencias de interacción que tenemos con los demás, sobre todo aquellas que vivimos en la infancia. En la infancia vamos aprendiendo la manera de relacionarnos con los demás, las expectativas y la manera de actuar frente a los demás, todo esto guiará nuestras relaciones futuras.
niños

El apego es el lazo afectivo que se establece entre el niño y una figura específica, que una a ambos en el espacio, perdura en el tiempo, se expresa en la tendencia estable a mantener la proximidad y cuya vertiente subjetiva es la sensación de seguridad.

Oritz Barín y Yanrnoz Ybaben ,1993

Existen 4 estilos afectivos importantes (Hazan y Shaver, 1987; Main, Kaplan y Cassidy, 1985) :

  1. Estilo afectivo seguro:

    1. Son personas caracterizadas por tener un modelo positivo de ellos mismos y de los demás. Es decir, se perciben de manera positiva, tanto a ellos mismos como a las personas que los rodean. Por lo tanto, presentan una autoestima alta, confianza en si mismos y en los demás, no presentan problemas interpersonales serios y tienen un deseo de intimidad sintiéndose cómodo con ella.
    2. El estilo seguro surge en infancia con madres que presentan gran sensibilidad. El niño muestra confianza en el cuidador pero se muestra ansioso ante la presencia de extraños o las ausencias del cuidador. Ademas presentan un equilibrio entre las necesidades afectivas y la autonomía.
  2. Estilo afectivo huidizo-alejado (o evitativo)

    1. El modelo mental que presentan este tipo de personas es positivo de si mismo, pero negativo de los demás. Es decir, presentan confianza en ellos mismos, pero no en los demás, por ello tienden a evitar crear grandes vínculos afectivos con otras personas, y suelen evitar crear lazos de confianza con otras personas. Emocionalmente presentan una alta auto suficiencia, pero una baja necesidad de apego, es decir no tienen una gran necesidad de buscar ni crear relaciones muy íntimas con el resto de personas. Además de presentar una elevada incomodidad con la intimidad. También consideran las relaciones con los demás como algo secundario a cuestiones materiales o logros.
    2. Suelen ser hijos de madres que muestran indiferencia o inhabilidad psicológica. Los hijos presentan poca ansiedad durante la separación y desinterés en el reencuentro. Desconfian del cuidador y ante su ausencia presentan agresividad o inhibició.
  3. Estilo afectivo preocupado:

    1. Este tipo de personas tienen un estilo mental negativo de si mismos, pero positivo de los demás. Es decir, tienen mucha necesidad de apego y de estar con los demás, pero les resulta difícil llegar a ello ya que se minusvaloran y se sienten inferiores al resto. Presentan baja autoestima y tienden a depender mucho de los demás, teniendo una gran necesidad de aprobación y preocupación excesiva por las relaciones.
    2. Presentan una gran insatisfacción , creen que sus actos no están relacionados con sus consecuencias, es decir, creen que por más que se esfuercen no van a conseguir lo que se proponen. Esto les lleva a estar siempre preocupados y buscan siempre la aprobación de los demás. Se creen socialmente incapaces y muestran un temor al abandono.
    3. Los cuidadores de estos niños presentaron inconsistencia de sus habilidades emocionales. A raíz de ello, los niños muestran inseguridad hacia otros. Desean intimidad, pero tienen miedo de que esta se pierda. Ante la separación de la madre/cuidador presentan angustia intensa, mezclan comportamientos de apego con agresividad.
  4. Estilo afectivo temeroso.

    1. Este estilo corresponde apersonas que presentan un modelo mental negativo tanto de si mismos como de los demás. Se sienten incomodos en situaciones de intimidad monstrando una alta necesidad de aprobación y además considerar las relaciones como algo secundario y baja confianza en si mismso y en los demás. Son personas que generalmente se sienten frustradas porque al mismo tiempo que necesitan el contacto social y la intimidad, tienen temor al rechazo que les hace evitar situaciones sociales y relaciones intimas, disminuyendo la posibilidad de establecer relaciones satisfactorias.
    2. El estilo parental que han recibido ha sido violento o impredecible. Han tenido experiencias tempranas caóticas y manifiestan un deseo de escapar de la situación.

love

Respondiendo a la pregunta que os planteo al comienzo, si, la manera de relacionarnos con los demás se crea mediante las experiencias vividas en la infancia. Por lo tanto es muy importante cuidar este tipo de relaciones con los bebes y niños pequeños ya que estas son las raíces para que cuando crezcan tengan un tipo de apego seguro.

Si quereis conocer un poco más los tipos de apego, aquí os dejo este video en el que aparecen varios niños pequeños con sus padres: https://www.youtube.com/watch?v=qaXcjExnhbM

Anuncios

El amor no tiene etiquetas.

El amor no tiene género.

El amor no tiene raza.

El amor no tiene discapacidad.

El amor no tiene edad.

El amor no tiene religión.

Quiero compartir con vosotros este vídeo tan maravilloso que he encontrado por ahí.

Melancolía, la felicidad de estar triste.

31 de diciembre. Día 365, semana 52.

A medida que nos hacemos mayores mirar el calendario y pensar  que los días pasan cada vez más rápido es casi inevitable. Hoy 365 días se nos van. Vuelan al cajón de los recuerdos, ese que está lleno de trocitos de momentos que vamos coleccionando  a lo largo de nuestras vidas. Vivimos en un mundo en el que todo pasa corriendo y  el tiempo que nos queda para  abrir el cajón de los recuerdos es etéreo, pero ,el día 31 de diciembre es por excelencia, el día en el que todo el mundo abre su cajón, para buscar en el los pequeños trocitos del 2014.

FRASCO-RECUERDOS

Mirar todos esos momentos y recuerdas como celebraste el año pasado su última noche y parece que fue hace poco. También pensar como celebrarás esta noche dentro de un año. Las personas con las que lo harás, el lugar,… Muchas  veces puede parecer que todo sigue igual, pero te vas dando cuenta de que hay un montón de cosas que han cambiado. Te das cuenta de que tú has cambiado.

Tutorial en diy-enthusiasts
Tutorial en diy-enthusiasts

Te paras a pensar en todo lo que has conseguido hacer este año, en todo lo bueno que te ha pasado, y en todo lo bueno que has hecho que pasara. También en todo lo que no has hecho, pero que seguro intentarás hacer este año.

Muchas veces, pensamos que todo va a cambiar de la noche a la mañana, que el día 1 de enero seremos mejor personas, una mejor versión de nosotros mismos, pero nuestros propósitos acaban por incumplirse esta misma noche. Se nos ocurren un millón de cosas buenas para hacer este año, muchas de las cuales sabemos que acabaran por quedarse en nuestra imaginación. Pero aun así, nos hace ilusión ponernos metas, somos felices pensando en todo lo que aún nos queda por vivir.

Nada cambia, si nada cambia
Nada cambia, si nada cambia

 Estamos en la primera semana del año. La primera de las 52 que tenemos por delante, para  superarnos a nosotros mismos, para crear nuevos recuerdos  y buenos momentos, para llenar los álbumes de fotos con sonrisas y las manos de esperanzas. Porque cuando nosotros mejoramos,  hacemos que los que nos rodean mejoren con nosotros.

c40846f0b02c498144994f0784527e20

A veces pienso que los propósitos de año nuevo no sirven de nada, pero también me hace ilusión pensar en  cómo va a ser este año, todo lo nuevo que este año va a traer: oportunidades, nuevas historias por escribir, personas que entrarán en nuestras vidas, otras que saldrán, y las antiguas que se quedarán un año más, todas esas pequeñas cosas que hacen que tu año sea único y  que al recordarlo al final te saquen esa sonrisa, tu sonrisa. El último día del año es día de sonrisas, de reencuentros, es un día en el que nos ponemos un poco melancólicos, pero como dice Víctor Hugo, la melancolía es la felicidad de estar triste. Pensar en el año que ha pasado y saber que no vas a volver a vivir esos momentos, que hay personas que jamás volverás a ver, pero aun así estar feliz, feliz porque te hizo reír mientras duró, feliz porque has aprendido que las cosas no duran para siempre y eso te hace quererlas aún más, disfrutar de cada pequeño momento porque los momentos no se repiten, pasan y nos dejan únicamente con sus recuerdos.  Este año nuevo quiero guardar recuerdos, y por eso, porque me hace ilusión y porque quiero escribir ya una nueva historia, mi 2015,  aquí os dejo 10 cosas que me gustaría recordarme cada uno de los días que este año tiene.

  1. Ten paciencia.
  2. Sé ordenado.
  3. Aprende, enseña y comparte.
  4. Sonríe. Sonríete a ti mismo, sonríe a los demás y sobre todo, sonríe a la vida.
  5. Escucha.
  6. Disfruta de cada momento.
  7. Viaja y explora.
  8. Sé un poquito más sano.
  9. Estate aquí y ahora.
  10. Mueve el culo.

Ideas creativas para domingos no aburridos.

Me encanta recordar aquellos momentos en los que nada importaba y cualquier cosa nos hacía felices. Me gusta, en esos días que parece que todo se tuerce y nada sale como deseamos, mirar a cualquiera de las cuatro paredes de mi habitación y, encontrar aquellos álbumes de fotos que guardan entre sus páginas los recuerdos de unos días maravillosos. El reloj se detiene, inmersa en sus páginas,  intento atraer de nuevo aquellas emociones que a través de esas fotografías tomadas en el momento adecuado me hacen ser feliz. Un cumpleaños. El primer día de verano.  Los amigos de la infancia. Esas tardes en el parque. Todos esos momentos perfectamente conservados entre sus páginas.

photo album

Conmovida por todos esos recuerdos me paro a pensar, y me doy cuenta de que me faltan recuerdos. Que desde el momento en que nacieron las cámaras digitales, fue el fin de las fotografías a papel. Ya no existe la necesidad de revelar aquellas magnificas fotografías  pausadamente tomadas. Ahora parece que todo lo tenemos en nuestros ordenadores, tablets y redes sociales. Pero nada es lo mismo. Nada se compara al placer de pasar las páginas y poder acariciar las caras o sentir el olor a papel viejo. Tampoco existe ya esa inquietud por ir a recoger las fotos reveladas ni aquella pasión por la fotografía.

Processed with VSCOcam with m5 preset

Me encantaría recuperar esa bonita costumbre de tener los recuerdos a mano para, cualquier día volver a ser seducida por ellos. Aquí os dejo algunas ideas curiosas para recuperar el placer de crear álbumes de fotos.

 -Albumes tradicionales:

Una buena manera de tener las fotos a mano son los tradicionales álbumes de fotos en los que solo tendrás que comprar un bonito álbum y revelar tus imágenes preferidas.

largeee

–  Albumes de fotos digitales:

A pesar de no ser lo mismo que un álbum con fotografías a papel, los álbumes digitales también ofrecen lugar a la creatividad. Mi propuesta son los álbumes de fotos Hofman. Permiten crear tus álbumes, añadir frases, imagines, … Al final requieren más trabajo que un álbum tradicional, pero el resultado es espectacular. ( Aunque tengo que admitir que requieren un poco más de trabajo que los álbumes tracionales…) Con Hofmann solo tienes que descargarte un programa para el ordendar y ponerte a editar las fotos, cambiar las posiciones, y hacer cosas divertidas con ellas.

-Scrapbooking:

Puede que sea la primera vez que escuchas semejante palabra. No te asustes, en ingles viene a querer decir algo como libro de recortes. Todo suena mejor en ingles. Es un cuaderno en el que además de fotos se pueden incluir dibujos, pegatinas, entradas, recuerdos de viajes y todo lo que se te ocurra. Es una manera divertida de superar la tristeza post-viaje/verano/vacaciones.

i love scrap

Lo primero que tienes que hacer es hacer una selección de fotos e imprimirlas. Una idea es usar la aplicación como paper lover. Te permite imprimir las fotos que te gusten de tus redes sociales y luego te las envían a casa en una cajita preciosa! Con estas fotos puedes crear tu cuadernito.

mrwonderful_paperlover-7

Espero que estas pequeñas ideas os hayan animado a guardar vuestros recuerdos en forma de fotografías. Ya me contareis como os ha ido y si os han servido mis ideas!

momentos felices