¿Pueden nuestras experiencias en la infancia determinar la manera de relacionarnos posteriormente?

¿Alguna vez os habéis fijado en la manera en la que nos relacionamos con los demás? Seguramente os habréis dado cuenta que personas diferentes se relacionan de manera diferente. Hay  algunas personas que  necesitan más afecto  y sufren cuando se separan de sus seres queridos mientras que otras lo hacen total normalidad, es más, parece como si necesitaran estar solas durante un tiempo.

lluvia

Esta cuestión, a la que los psicólogos han denominado la teoría del apego (Bowlby,1969), ha sido ampliamente estudiada y debatida durante muchos años. Según esta teoría, desde que somos pequeños vamos creando un modelo mental de como relacionarnos con los demás. Este modelo se construye mediante las experiencias de interacción que tenemos con los demás, sobre todo aquellas que vivimos en la infancia. En la infancia vamos aprendiendo la manera de relacionarnos con los demás, las expectativas y la manera de actuar frente a los demás, todo esto guiará nuestras relaciones futuras.
niños

El apego es el lazo afectivo que se establece entre el niño y una figura específica, que una a ambos en el espacio, perdura en el tiempo, se expresa en la tendencia estable a mantener la proximidad y cuya vertiente subjetiva es la sensación de seguridad.

Oritz Barín y Yanrnoz Ybaben ,1993

Existen 4 estilos afectivos importantes (Hazan y Shaver, 1987; Main, Kaplan y Cassidy, 1985) :

  1. Estilo afectivo seguro:

    1. Son personas caracterizadas por tener un modelo positivo de ellos mismos y de los demás. Es decir, se perciben de manera positiva, tanto a ellos mismos como a las personas que los rodean. Por lo tanto, presentan una autoestima alta, confianza en si mismos y en los demás, no presentan problemas interpersonales serios y tienen un deseo de intimidad sintiéndose cómodo con ella.
    2. El estilo seguro surge en infancia con madres que presentan gran sensibilidad. El niño muestra confianza en el cuidador pero se muestra ansioso ante la presencia de extraños o las ausencias del cuidador. Ademas presentan un equilibrio entre las necesidades afectivas y la autonomía.
  2. Estilo afectivo huidizo-alejado (o evitativo)

    1. El modelo mental que presentan este tipo de personas es positivo de si mismo, pero negativo de los demás. Es decir, presentan confianza en ellos mismos, pero no en los demás, por ello tienden a evitar crear grandes vínculos afectivos con otras personas, y suelen evitar crear lazos de confianza con otras personas. Emocionalmente presentan una alta auto suficiencia, pero una baja necesidad de apego, es decir no tienen una gran necesidad de buscar ni crear relaciones muy íntimas con el resto de personas. Además de presentar una elevada incomodidad con la intimidad. También consideran las relaciones con los demás como algo secundario a cuestiones materiales o logros.
    2. Suelen ser hijos de madres que muestran indiferencia o inhabilidad psicológica. Los hijos presentan poca ansiedad durante la separación y desinterés en el reencuentro. Desconfian del cuidador y ante su ausencia presentan agresividad o inhibició.
  3. Estilo afectivo preocupado:

    1. Este tipo de personas tienen un estilo mental negativo de si mismos, pero positivo de los demás. Es decir, tienen mucha necesidad de apego y de estar con los demás, pero les resulta difícil llegar a ello ya que se minusvaloran y se sienten inferiores al resto. Presentan baja autoestima y tienden a depender mucho de los demás, teniendo una gran necesidad de aprobación y preocupación excesiva por las relaciones.
    2. Presentan una gran insatisfacción , creen que sus actos no están relacionados con sus consecuencias, es decir, creen que por más que se esfuercen no van a conseguir lo que se proponen. Esto les lleva a estar siempre preocupados y buscan siempre la aprobación de los demás. Se creen socialmente incapaces y muestran un temor al abandono.
    3. Los cuidadores de estos niños presentaron inconsistencia de sus habilidades emocionales. A raíz de ello, los niños muestran inseguridad hacia otros. Desean intimidad, pero tienen miedo de que esta se pierda. Ante la separación de la madre/cuidador presentan angustia intensa, mezclan comportamientos de apego con agresividad.
  4. Estilo afectivo temeroso.

    1. Este estilo corresponde apersonas que presentan un modelo mental negativo tanto de si mismos como de los demás. Se sienten incomodos en situaciones de intimidad monstrando una alta necesidad de aprobación y además considerar las relaciones como algo secundario y baja confianza en si mismso y en los demás. Son personas que generalmente se sienten frustradas porque al mismo tiempo que necesitan el contacto social y la intimidad, tienen temor al rechazo que les hace evitar situaciones sociales y relaciones intimas, disminuyendo la posibilidad de establecer relaciones satisfactorias.
    2. El estilo parental que han recibido ha sido violento o impredecible. Han tenido experiencias tempranas caóticas y manifiestan un deseo de escapar de la situación.

love

Respondiendo a la pregunta que os planteo al comienzo, si, la manera de relacionarnos con los demás se crea mediante las experiencias vividas en la infancia. Por lo tanto es muy importante cuidar este tipo de relaciones con los bebes y niños pequeños ya que estas son las raíces para que cuando crezcan tengan un tipo de apego seguro.

Si quereis conocer un poco más los tipos de apego, aquí os dejo este video en el que aparecen varios niños pequeños con sus padres: https://www.youtube.com/watch?v=qaXcjExnhbM

Anuncios

Consejos ante una sepración y/o divorcio.

El divorcio y las separaciones están muy presentes en la sociedad de hoy en día. Un divorcio puede solucionar problemas (discusiones de pareja, incompatibilidad, situaciones insostenibles, etc) pero puede generar también otro tipo de problemas, generalmente cuando hay hijos de por medio.  A continuación os presentaré una serie de recomendaciones y consejos prácticos para afrontar el divorcio y las separaciones.

4258f7d86bbc361655d1935b6a0c36fb

 Lauzurica et al. (2004) recomiendan 3 reglas de oro:

  1. Los hijos e hijas no se divorcian:

 Los que se separan son los padres y los hijos no tienen por qué perder el contacto con ninguno de los dos.

  1. No descalificar al otro delante de los hijos:

Los hijos tienen derecho a recibir una imagen limpia de sus padres, y la obligación de estos de proporcionársela.

  1. El derecho de los hermanos a vivir y crecer juntos:

Los padres deben facilitar que los hermanos vivan juntos.

 1226d0ac10b7cf008092bd70a4d0db05

En una separación, debemos tener en cuenta que además del padre y la madre, los hijos también lo pasan mal. Por ello, Lauzurica (2004) recomienda una serie de cuestiones a tener en cuenta a la hora de comunicar la noticia de la separación:

  1. Importancia de explicar que la separación ha sido una decisión tomada por ambas partes
  2. Ajustar la información que se da a la edad. (emplear un lenguaje adecuado, explicar solo lo que pueda entender,…)
  3. Ambos padre y madre deben estar presentes cuando se comunique la decisión. Esto es muy importante para que los hijos se sientan seguros y apoyados.
  4. Enfatizar que ya no hay vuelta atrás, que es una decisión meditada y muy pensada.
  5. Explicar con quién vivirá, dónde y cómo y cuándo verá a la otra parte. Explicarle también los cambios que se van a producir.
  6. No prometas lo que no puedes cumplir.
  7. Importancia de cómo se dicen las cosas. ( y de las cosas que no se dicen)
  8. Controlar las emociones. Una comunicación muy emotiva puede dejar preocupados a los hijos.
  9. No culpar a nadie como responsable de la decisión.
  10. No presentar la separación como una situación irreal, en la que no habrá problemas y todos seréis felices.
  11. La adaptación inicial a la situación puede costar.
  12. Intentar encontrar ventajas positivas para la nueva situación.

 En la gúia tambien se explica cómo comunicar la decisión de la separación dependiendo de la edad de los hijos.

db5092dc96be254df826e916aa0bf379

Además de las preocupaciones por los hijos, es también importarte cuidarse a uno mismo. Tras una separación, la relación con la otra parte puede durar años (temas legales, hijos, propiedades en común, vivienda,…). Esto puede ser doloroso. Para superar esto siempre se puede acudir a un especialista como un psicológica. Pero estos son algunos consejos:

  1. Rodearse de familiares o amistades
  2. Emplear el humor
  3. Participar en diferentes actividades que requieran el contacto con otras personas.
  4. Desarrollar aficiones (o recuperar las perdidas).
  5. Acudir a cursos.
  6. Cualquier actividad para romper con el aislamiento.
  7. Hacer ejercicio físico.

88a75b03c7e3dd1ff3836083abb0ec05

 El divorcio es una situación que desgasta mucho, sobre todo si ha sido tomada mayormente por la otra parte. Lo importante para superarlo es mantenerse ocupado, sobre todo no aislarse.

Bibliografía: Lauzurica Rubio , N., Villar Moraza, G. & Abal Ciordia, M. (2004). Guía para padres y madres en situaciones de separación y/o divorcio. Cómo actuar con los hijos e hijas. Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

Podeis encontrar la guía completa aquí : http://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/http/contenidosEstaticos/adjuntos/es/58/00/5800.pdf

Libros recomendados:

Para los hijos e hijas:

– La colección Simón. Sábado ¿qué vamos a hacer hoy? Mamá sale esta noche. Editorial Tusquets.

– Los padres de Sara se separan. Editorial Edelvives.

– Papá ya no vive con notros. Editorial S.M.

Vivo en dos casa ¿y qué? Editorial Editores asociados.

– Siempre seré ámbar dorado. Editorial Alfaguara.

– Campos verdes, campos grises. Editorial Loóguez. 

– Cuaderno de Agosto. Editorial Anaya.

El diccionario de Carola. Editorial Edebé.

Lili, libertad. Editorial Alfaguara.

-Etxe bitan bizi naiz, eta zer? Editorial Elkar.

Para adultos:

– El niño ante el divorcio. Godoy, Encarna.

– Los hijos y el divorcio:50 formas de ayudarles a superarlo. McGraw-Hill

El divorcio explicado a nuestros hijos. Stéphane Leroy, Patricia.

El divorcio explicado a los niños: cómo ayudar a los niños a afrontar el divorcio de sus padres. Macgregor Cynthia.

Después de divorcio: efectos de la ruptura matrimonial en España. Ruiz Becerril, Diego.

-Cómo explicar el divorcio a los niños: un manual para adultos. Beyer, Roberta.

Cuentos para enseñar a tus hijos a entender el divorcio. Ed. Paidós.

Melancolía, la felicidad de estar triste.

31 de diciembre. Día 365, semana 52.

A medida que nos hacemos mayores mirar el calendario y pensar  que los días pasan cada vez más rápido es casi inevitable. Hoy 365 días se nos van. Vuelan al cajón de los recuerdos, ese que está lleno de trocitos de momentos que vamos coleccionando  a lo largo de nuestras vidas. Vivimos en un mundo en el que todo pasa corriendo y  el tiempo que nos queda para  abrir el cajón de los recuerdos es etéreo, pero ,el día 31 de diciembre es por excelencia, el día en el que todo el mundo abre su cajón, para buscar en el los pequeños trocitos del 2014.

FRASCO-RECUERDOS

Mirar todos esos momentos y recuerdas como celebraste el año pasado su última noche y parece que fue hace poco. También pensar como celebrarás esta noche dentro de un año. Las personas con las que lo harás, el lugar,… Muchas  veces puede parecer que todo sigue igual, pero te vas dando cuenta de que hay un montón de cosas que han cambiado. Te das cuenta de que tú has cambiado.

Tutorial en diy-enthusiasts
Tutorial en diy-enthusiasts

Te paras a pensar en todo lo que has conseguido hacer este año, en todo lo bueno que te ha pasado, y en todo lo bueno que has hecho que pasara. También en todo lo que no has hecho, pero que seguro intentarás hacer este año.

Muchas veces, pensamos que todo va a cambiar de la noche a la mañana, que el día 1 de enero seremos mejor personas, una mejor versión de nosotros mismos, pero nuestros propósitos acaban por incumplirse esta misma noche. Se nos ocurren un millón de cosas buenas para hacer este año, muchas de las cuales sabemos que acabaran por quedarse en nuestra imaginación. Pero aun así, nos hace ilusión ponernos metas, somos felices pensando en todo lo que aún nos queda por vivir.

Nada cambia, si nada cambia
Nada cambia, si nada cambia

 Estamos en la primera semana del año. La primera de las 52 que tenemos por delante, para  superarnos a nosotros mismos, para crear nuevos recuerdos  y buenos momentos, para llenar los álbumes de fotos con sonrisas y las manos de esperanzas. Porque cuando nosotros mejoramos,  hacemos que los que nos rodean mejoren con nosotros.

c40846f0b02c498144994f0784527e20

A veces pienso que los propósitos de año nuevo no sirven de nada, pero también me hace ilusión pensar en  cómo va a ser este año, todo lo nuevo que este año va a traer: oportunidades, nuevas historias por escribir, personas que entrarán en nuestras vidas, otras que saldrán, y las antiguas que se quedarán un año más, todas esas pequeñas cosas que hacen que tu año sea único y  que al recordarlo al final te saquen esa sonrisa, tu sonrisa. El último día del año es día de sonrisas, de reencuentros, es un día en el que nos ponemos un poco melancólicos, pero como dice Víctor Hugo, la melancolía es la felicidad de estar triste. Pensar en el año que ha pasado y saber que no vas a volver a vivir esos momentos, que hay personas que jamás volverás a ver, pero aun así estar feliz, feliz porque te hizo reír mientras duró, feliz porque has aprendido que las cosas no duran para siempre y eso te hace quererlas aún más, disfrutar de cada pequeño momento porque los momentos no se repiten, pasan y nos dejan únicamente con sus recuerdos.  Este año nuevo quiero guardar recuerdos, y por eso, porque me hace ilusión y porque quiero escribir ya una nueva historia, mi 2015,  aquí os dejo 10 cosas que me gustaría recordarme cada uno de los días que este año tiene.

  1. Ten paciencia.
  2. Sé ordenado.
  3. Aprende, enseña y comparte.
  4. Sonríe. Sonríete a ti mismo, sonríe a los demás y sobre todo, sonríe a la vida.
  5. Escucha.
  6. Disfruta de cada momento.
  7. Viaja y explora.
  8. Sé un poquito más sano.
  9. Estate aquí y ahora.
  10. Mueve el culo.

Más allá de la violencia de género: la violencia filio-parental.

Hasta ahora, dentro de una familia, siempre nos hemos centrado en la violencia que podía existir entre un matrimonio, incluso nos centramos también en la violencia de padres a hijos, pero alguna vez os habéis planteado que quizá también haya padres/madres que física, psicológica o emocionalmente puedan estar sufriendo una violencia por parte de sus hijos?Violence

Sobre eso trató el I Congreso de Violencia Filio parental celebrado en Vitoria-Gasteiz el  28 de noviembre en el que participaron Izaskun Ibabe (profesora UPV), Esther Calvete (profesora Deusto) y Roberto Pereira (Euskarri). Aquí os resumo mis conclusiones.

Desde el 2006, el aumento de denuncias por violencia de hijos a padres ha aumentado considerablemente. Esto puede significar o bien que haya más casos de violencia o que más padres/madres han decidido denunciar estas conductas de sus hijos.

La diferencia entra la violencia de género y la filio parental es que en la primera, se pretende hacer daño mientras que en la segunda, el objetivo es hacer daño con el fin de conseguir un objetivo, es una violencia instrumental.princess

Estas son algunas de las características personas que suelen poseer los hijos que muestran conductas violentas hacia sus padres:

  • Sintomatología depresiva
  • Autoestima baja.
  • Baja tolerancia a ala frustración
  • Consumo de tóxicos
  • Conductas anti sociales.
  • Bajos niéveles de empatía, dificultad de ponerse en el lugar del otro.
  • Personalidad narcisista, querer tener el control siempre.

Además, un estilo parental permisivo, sin límites y en los que la autoridad se pierde favorecen la aparición de este tipo de violencia.  Muchas veces esta violencia surge cuando los padres tienen miedo de no saber cuidar a sus hijos, miedo a que a estos sufran y tienden a sobre proteger a sus hijos, dándoles todo lo que piden para que estos no se enfaden y no se pongan tristes y no lo pasen mal. ¿Por qué a quien ,le gusta ver a un niño llorando o triste?

Pero a veces, cuando acostumbramos a un hijo a tener todo siempre, a darles todo lo que nos piden,  un día piden algo tan imposible como la luna. Cuando no podemos darles esto, los hijos se frustran, porque lo quieren y nadie les ha enseñado a tolerar la frustración, a aprender que a veces no podemos tener todo lo que queremos cuando lo queremos. Creo que es mejor de vez en cuando negarles cosas a nuestros hijos. O quizá darles menos de lo que piden. Al principio será duro para nosotros, pero a la larga aprenderán que en la vida no podemos tener todo siempre, que debemos esforzarnos por muchas cosas y que no siempre va a ser sencillo conseguir algo que queremos.

Moon

Otras veces, esta violencia, está relacionada con el consumo de drogas es Algunos adolescentes emplean la violencia para conseguir dinero y poder gastárselo en este tipo de sustancias.

Adiós estudios! Voy a convertirme en traficante de drogas!
Adiós estudios! Voy a convertirme en traficante de drogas!

Las razones y contextos más frecuentes en los que se da la violencia filio parental son los siguientes:

  • Permiso para salir
  • Conseguir dinero
  • Enfado (intencionalidad de hacer daño)
  • Temperamento ( yo soy así)
  • Reciprocidad: para defenderse.
  • Instrumental: para conseguir un objetivo concreto.

También debemos entender que una exposición a la violencia, bien entre los padres o bien de padres a hijos genera una sensación de normalidad y un tipo de creencias de que cualquier situación puede solucionarse con la violencia.

padres

Muchas veces esta violencia es ocultada por las familias. A veces se intenta proteger la imagen de la familia, como una familia perfecta. Se guarda en secreto, quizá por vergüenza, culpa o responsabilidad. Quizá por el mito de la familia feliz (siempre nos han enseñado que las familias tienen que ser felices, nadie nos explica que pasa o qué debemos hacer cuando una familia no es perfecta) o por el mito de que todas las madres quieren a sus hijos. Hay veces que los hijos muestran conductas de violencia y las madres/padres lo olvidan. Sin querer. A veces una persona puede estar sufriendo este tipo de violencia y no ser consciente de ella, normalmente es más difícil reconocer la violencia emocional o psicología, pero esta es un desgaste para la propia persona, que a la larga pasa factura.

Espero que poco a poco se le vaya dando importancia a este tipo de violencia. Hace 20 años nadie hablaba de la violencia de género, como ahora apenas se habla de la violencia filio parental.  Con los años espero que la sociedad vaya concienciándose de este tipo de conductas, para ayudar a los que la sufren y aprender a identificarla y así poner medidas para prevenirla.