Consejos ante una sepración y/o divorcio.

El divorcio y las separaciones están muy presentes en la sociedad de hoy en día. Un divorcio puede solucionar problemas (discusiones de pareja, incompatibilidad, situaciones insostenibles, etc) pero puede generar también otro tipo de problemas, generalmente cuando hay hijos de por medio.  A continuación os presentaré una serie de recomendaciones y consejos prácticos para afrontar el divorcio y las separaciones.

4258f7d86bbc361655d1935b6a0c36fb

 Lauzurica et al. (2004) recomiendan 3 reglas de oro:

  1. Los hijos e hijas no se divorcian:

 Los que se separan son los padres y los hijos no tienen por qué perder el contacto con ninguno de los dos.

  1. No descalificar al otro delante de los hijos:

Los hijos tienen derecho a recibir una imagen limpia de sus padres, y la obligación de estos de proporcionársela.

  1. El derecho de los hermanos a vivir y crecer juntos:

Los padres deben facilitar que los hermanos vivan juntos.

 1226d0ac10b7cf008092bd70a4d0db05

En una separación, debemos tener en cuenta que además del padre y la madre, los hijos también lo pasan mal. Por ello, Lauzurica (2004) recomienda una serie de cuestiones a tener en cuenta a la hora de comunicar la noticia de la separación:

  1. Importancia de explicar que la separación ha sido una decisión tomada por ambas partes
  2. Ajustar la información que se da a la edad. (emplear un lenguaje adecuado, explicar solo lo que pueda entender,…)
  3. Ambos padre y madre deben estar presentes cuando se comunique la decisión. Esto es muy importante para que los hijos se sientan seguros y apoyados.
  4. Enfatizar que ya no hay vuelta atrás, que es una decisión meditada y muy pensada.
  5. Explicar con quién vivirá, dónde y cómo y cuándo verá a la otra parte. Explicarle también los cambios que se van a producir.
  6. No prometas lo que no puedes cumplir.
  7. Importancia de cómo se dicen las cosas. ( y de las cosas que no se dicen)
  8. Controlar las emociones. Una comunicación muy emotiva puede dejar preocupados a los hijos.
  9. No culpar a nadie como responsable de la decisión.
  10. No presentar la separación como una situación irreal, en la que no habrá problemas y todos seréis felices.
  11. La adaptación inicial a la situación puede costar.
  12. Intentar encontrar ventajas positivas para la nueva situación.

 En la gúia tambien se explica cómo comunicar la decisión de la separación dependiendo de la edad de los hijos.

db5092dc96be254df826e916aa0bf379

Además de las preocupaciones por los hijos, es también importarte cuidarse a uno mismo. Tras una separación, la relación con la otra parte puede durar años (temas legales, hijos, propiedades en común, vivienda,…). Esto puede ser doloroso. Para superar esto siempre se puede acudir a un especialista como un psicológica. Pero estos son algunos consejos:

  1. Rodearse de familiares o amistades
  2. Emplear el humor
  3. Participar en diferentes actividades que requieran el contacto con otras personas.
  4. Desarrollar aficiones (o recuperar las perdidas).
  5. Acudir a cursos.
  6. Cualquier actividad para romper con el aislamiento.
  7. Hacer ejercicio físico.

88a75b03c7e3dd1ff3836083abb0ec05

 El divorcio es una situación que desgasta mucho, sobre todo si ha sido tomada mayormente por la otra parte. Lo importante para superarlo es mantenerse ocupado, sobre todo no aislarse.

Bibliografía: Lauzurica Rubio , N., Villar Moraza, G. & Abal Ciordia, M. (2004). Guía para padres y madres en situaciones de separación y/o divorcio. Cómo actuar con los hijos e hijas. Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.

Podeis encontrar la guía completa aquí : http://www.vitoria-gasteiz.org/wb021/http/contenidosEstaticos/adjuntos/es/58/00/5800.pdf

Libros recomendados:

Para los hijos e hijas:

– La colección Simón. Sábado ¿qué vamos a hacer hoy? Mamá sale esta noche. Editorial Tusquets.

– Los padres de Sara se separan. Editorial Edelvives.

– Papá ya no vive con notros. Editorial S.M.

Vivo en dos casa ¿y qué? Editorial Editores asociados.

– Siempre seré ámbar dorado. Editorial Alfaguara.

– Campos verdes, campos grises. Editorial Loóguez. 

– Cuaderno de Agosto. Editorial Anaya.

El diccionario de Carola. Editorial Edebé.

Lili, libertad. Editorial Alfaguara.

-Etxe bitan bizi naiz, eta zer? Editorial Elkar.

Para adultos:

– El niño ante el divorcio. Godoy, Encarna.

– Los hijos y el divorcio:50 formas de ayudarles a superarlo. McGraw-Hill

El divorcio explicado a nuestros hijos. Stéphane Leroy, Patricia.

El divorcio explicado a los niños: cómo ayudar a los niños a afrontar el divorcio de sus padres. Macgregor Cynthia.

Después de divorcio: efectos de la ruptura matrimonial en España. Ruiz Becerril, Diego.

-Cómo explicar el divorcio a los niños: un manual para adultos. Beyer, Roberta.

Cuentos para enseñar a tus hijos a entender el divorcio. Ed. Paidós.

Anuncios

El monstruo que nos come por dentro.

¿Cuántas veces nos ha sucedido que aun teniendo todas las capacidades para hacer algo bien, nos hemos puesto nerviosos y hemos terminado por hacerlo todo del revés? ¿A quién no le ha pasado  llevar semanas preparando un examen, una charla o cualquier otra actividad, tenerlo todo perfecto, pero en el último momento la ansiedad, inquietud, nervios, nos traicionan?

Ante una situación nueva o desconocido, algo que percibimos como incontrolable, siempre existe esa sensación de nervios, inquietud,…

¿saldrá todo bien? ¿Me harán muchas preguntas que no podré responder? ¿Serán muy duros conmigo? ¿Sabré hacerlo bien? ¿No pasará nada malo?

Que nos surjan este tipo de dudas frente a una situación nueva, o diferente, es normal. La diferencia entre las personas que superan exitosamente esas situaciones y las que no, es muy sencilla: saber ignorar estos pensamientos automáticos.

Esta sensación de nervios, ansiedad es como un monstruo que vive dentro de nosotros y se alimenta de adrenalina. Cuando nos encontramos ante un peligro (puede ser real o imaginado), nuestro cuerpo genera adrenalina. Esta es una reacción normal y adaptativa, hace millones de años esta adrenalina es la que nos ayudaría a huir y salir corriendo de los lobos. Esta adrenalina despierta al monstruo que teníamos dormido dentro de nosotros.  Entonces, nos damos cuenta de que tenemos el monstruo dentro (la ansiedad). Mientras el monstruo digiere la adrenalina puede vivir y se hará fuerte.

Cuando ya no hay más peligros y el cuerpo deja de generar adrenalina, el monstruo se queda dormido e hiberna, pues no tiene con que alimentarse. El problema es cuando es el propio monstruo el que nos da miedo. Entonces generamos adrenalina para luchar contra el monstruo e intentar expulsarlo de nosotros. Lo que sucede es que cuanto más intentamos luchar contra él, más adrenalina generamos, lo que hace que el monstruo se alimente más y se haga cada vez más potente. El monstruo nos dice que se va a comer nuestro cerebro, que va dañarnos el corazón, nos va a paralizar para siempre.

Pero, si aceptamos al monstruo en nuestro organismo, somos capaces de observarlo detenidamente y ver que ni nos va a paralizar, ni nos va a dañar el corazón ni nada. Si dejamos de darle importancia, de verlo como algo más, dejaremos de darle alimento y el monstruo morirá de inanición.

Se trata de intentar habituarnos a las situaciones nuevas, a dejar que las cosas pasen, a observar sin reaccionar, de esta manera, la sensación de nervios y de ansiedad desaparecerán por completo. Dejar que nuestros pensamientos automáticos no nos afecten, dejar de identificarnos con ellos. Porque tú no eres tus pensamientos. Dejar a nuestra voz interior hablar, pero sabiendo nosotros no somos ella, que ella no tiene capacidad para controlar nuestros movimientos.

Jamás entres en una discusión con el monstruo. No  trates de contestarle porqué haciéndole caso y prestándose atención, estás dándole de comer, haciéndolo más grande, y dejando que se quede más tiempo dentro de ti.

La suerte es una elección

A menudo me pregunto por qué hay gente que tiene tanta suerte, personas a las que siempre todo les sale bien, en cambio, existe otro tipo de personas a las que todo les sale mal. Sin ir más lejos, en nuestro circulo cercano de conocidos podemos encontrar aquellos que afirman tener muy buena suerte (y en efecto, siempre les sucede lo mejor), y por otro  lado, aquellos que se pasan el día lamentándose de su mala suerte. Además, muchas personas tienen amuletos, mantras que nunca olvidan decirse antes de algo importante, talismanes, encantamientos,… y otros métodos de validez discutible que emplean para tener ” buena suerte”. Pero, ¿la buena suerte es cuestión de suerte?

Cada uno crea su suerte.
Cada uno crea su suerte.

Un estudio realizado en el Reino Unido trató de demostrar que la buena suerte es más una elección activa que un proceso de azar. El encargado de la investigación fue el psicólogo Richard Wiseman. Este dividió un grupo de 400 voluntarios en dos grupos: los que se consideraban afortunados y los que no. La tarea que debían realizar todos los participantes era contar el número de anuncios que aparecían en una revista. El tiempo medio que tardaron en contar los anuncios los del grupo de los ”afortunados” fue de apenas unos segundos, frente al tiempo medio de dos minutos que tardaron los del grupo de la mala suerte.

Richard Wiseman
Richard Wiseman

¿Sorprendido? El investigador había introducido en la página dos de la revista la frase: ” DEJA DE CONTAR, HAY 43 ANUNCIOS EN ESTA REVISTA.”  El grupo de la buena suerte afirmó haber visto la frase enseguida y paró de contar. Por otro lado, el grupo de la mala suerte pasó por alto la frase y continuó contando.

Una de las posibles razones por la que las personas del grupo ” mala suerte” no se fijaron en la frase puede ser que este tipo de personas son más ansiosas que las personas que creen tener buena suerte. Las personas menos afortunadas y más ansiosas se pasan el tiempo buscando lo que creen que deben encontrar sin apreciar lo que hay alrededor. Van como con un piloto automático en busca de lo que creen que tienen que encontrar. Esto hace que por el camino  dejen pasar oportunidades de ser más felices y de buena suerte  ya que están demasiado ocupados. Por otro lado, la gente de la “buena suerte” , va por la vida más relajada y concentrados, no solo en lo que han salido a buscar, sino en los imprevisto y las novedades del camino.

no necesitas suerte

En este estudio también se comprobó que las personas con peor suerte no hacían nada por cambiarlo, en cambio las personas con buena suerte hacen cambios conscientes en sus vidas. Por ejemplo, una persona con peor suerte hace todos los días lo mismo, el mismo camino, las mismas tiendas, las mismas personas,… En cambio las personas con buena suerte intentan hacer cambios en sus vidas. A raíz de estos cambios encuentran cosas nuevas y obtienen diferentes y novedosas oportunidades. Así, su suerte cambia.

Puede que estos experimentos te parezcan una tontería para afirmar que cada uno crea su suerte. Pero, párate un momento a pensar en cuantas veces la buena suerte viene por la actitud positiva ante la vida y los cambios que hacemos conscientemete. La suerte se compone de oportunidades y lo que cada uno hace con esas oportunidades. En la vida, para ser feliz, hay que saber buscar esas oportunidades y aprovecharlas.

suerte4

Como ser agradecidos puede hacernos más felices.

graciassssHace varios meses escribí sobre cómo el simple echo de escribir cada noche tres cosas buenas que han sucedido a lo largo del día, bien porque han sido importantes, buenas, o de las que estamos agradecidos , podemos incrementar nuestra felicidad y nuestro bienestar. ( https://estibabalia.wordpress.com/2013/06/23/tres-buenas-cosas/) Realizar esto cada noche, nos hace mirar atrás, recorrer en nuestra mente como ha sido el día de hoy, y percibir esos matices que quizá cuando sucedieron pasaron inadvertidos o en los que no hemos vuelto a pensar.

Os recuerdo el ejercicio:

 Se trata de escribir cada noche antes de irnos a dormir 3 cosas buenas que fueron bien a lo largo del día. Al principio puede ser difícil mantener un diario cada noche. Yo encontré una página, en la que puedes suscribirte gratuitamente y cada día te mandan un recordatorio al correo para escribir tus agradecimientos del día. Además, puedes leer los días anteriores: http://happyrambles.com

Detrás de este pequeño ejercicio se encuentra el concepto de la gratitud. Creo que con el paso de los años, muchas personas han perdido la costumbre de dar las gracias por las cosas, a veces vamos con prisas por la vida y nos olvidamos del esfuerzo que requiere cada cosa. Las personas que dan las gracias suelen ser más felices. Además, hay estudios que señalan que pensar en cosas por las que estás agradecido, te hace más feliz.

gratis

 Sheldom propone 10 beneficios de ser agradecidos. (Por Sheldom, 2010):

  1. Ayuda a combatir el estrés
  2. Reduce las emociones tóxicas producidas por la comparación social
  3. Reduce el materialismo
  4. Aumenta la auto estima
  5. Facilita el acceso a los recuerdos positivos
  6. Construye recursos sociales
  7. Motiva hacia comportamientos moralmente correctos
  8. Te convierte en una persona más espiritual
  9. Promueve el bienestar físico
  10. Facilita el camino hacia nuestros objetivos

Generalmente,  fijamos nuestra atención en las cosas que no funcionan, en lo aquello que queremos ser y no somos o en todo el camino que aun nos queda por recorrer para llegar a nuestras metas. Así,  se nos pasan los días, y olvidamos el camino que ya hemos recorrido, lo poquito que nos falta para ser un poco más de eso a lo que aspiramos, todo lo que somos y todo lo que seremos.  Tendemos a quejarnos por lo que no nos gusta, pero no damos importancia a las cosas que nos hacen sonreír o a esos pequeños gestos de felicidad. La gratitud es una virtud que tiene que ser entrenada, y este pequeño ejercicio te hará aprender a saborear los pequeñas cosas y hará que no pasen desapercibidas.

Recuerda, siempre hay una razón para estar agradecido.

6e53171ab20b83b505eac105fd0a6b43

A mi me hace feliz llegar a casa y encontrarme la cena hecha, el café por las mañanas, el te por las tardes, los buenos días, ese qué tal de personas especiales que llega desde tan lejos , el primer rayo de sol por la mañana, la luna llena una vez al mes, la sonrisa de las persona que me rodean, los abrazos de los que quiero, los besos de los que me quieren y todos esos pequeños detalles bonitos de los que se compone cada día.  ¿Y a ti, qué te hace feliz hoy?

A veces hay que pararse, y mirar todas esas pequeñas cosas que muchas veces damos por sentado, pararnos y dar las gracias por cada una de ellas, cada una de las cosas que hacen que nuestros días sean maravillosos.