Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Muy a menudo empleamos palabras que están comúnmente aceptadas por la sociedad, sin saber que en realidad no quieren decir lo que se piensa que quieren decir. Una de esa palabras el término afonía. Normalmente, cuando a alguien le cuesta hablar, tiene dificultades y presenta ronquera decimos que está afónica o ronca.

Disfonía

 Pero si miramos en el diccionario de la RAE, la palabra afonía viene definida como una falta de voz, es decir, la incapacidad de hablar. Además el prefijo a- es un prefijo negativo o de privación, ausencia de algo (analfabeta), propiedad contrario a otra (anormal), inversión e una acción (disgustar). Por lo tanto, decir que una persona está afónica sería como decir que una persona está muda, es decir no puede producir ningún tipo de sonido.

El término correcto para referirnos a la afección que comúnmente se conoce como afonía sería disfonía. El prefijo dis- es también un prefijo negativo o de privación, pero además, denota anomalía o dificultad (este prefijo es muy comúnmente empleado en terminología médica). Disfonía se define como: el trastorno cualitativo o cuantitativo de la fonación por causas orgánicas o funcionales.

En resumen, una persona afónica no puede hablar, mientras que una que sufre disfonía, simplemente tiene una alteración en la voz, pero puede hablar con dificultad, esto es lo que comúnmente se conoce como ronquera, o mal dicho afonía.

Sirenita

Un claro ejemplo de afonía es el caso de Ariel en la Sirenita. (incapaz de pronunciar una sola palabra).

Anuncios