Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Las navidades, a diferencia del tiempo de descanso que es para muchos, para otros es un periodo de estudio y preparación de exámenes. Para todos los que tengáis que organizaros las navidades para estudiar, os he preparado hoy algunos trucos para que cumpláis vuestros objetivos, sin perderos el tiempo de navidad, reuniones familiares, amigos, cenas y demás cositas.

 1. La organización es la base de todo.

Lo primero que tienes que hacer es  organizarte el tiempo. Valorar los días que tienes para estudiar y la cantidad de material que tienes que estudiar.

A mi me gusta hacer un cuadro con los días que tienes. Por detrás del cuadro haz una lista con las cosas que tienes que estudiar.  Sé concreto, no sirve de nada poner: estudiar ética, hay que concretar esto: por ejemplo:

  1. Hacer esquemas de los temas 1, 2, 3, 4, y 5 de ética.
  2. Estudiar los temas 1,2,3,4,5, de ética.
  3. Leer los artículos X, Y , G. Hacer una resumen de los artículos. ..
  4. Hacer un repaso.

Una vez que tenemos todas las cosas que vamos a hacer, haremos una estimación de lo que nos puede llevar cada una de esas tareas.

En el cuadro que has creado con los días señala claramente los días que no vas a hacer nada, como por ejemplo la tarde de noche buena, la mañana de año nuevo etc. Señala también los días que sí que vas a poder hacer cosas y plantearte unos horarios realistas. Deja también tiempo para el descanso y una hora para imprevistos.

IMG_3183

Por ejemplo puedes apuntarte que vas a estudiar por la mañana de  9 a 13 y de 3 a 7. Para una organización de las horas de estudio, pasa al punto 3.

clane

Pincha en la imagen para descargar un planificador.

 2. Fuera distracciones.

Lo más importante a la hora de estudiar es no tener nada que nos distraiga. Muchas veces estamos acostumbrados a estudiar en nuestra habitación. Hay que tener cuidado con esto ya que muchas veces cualquier cosas que haya en la habitación puede ser una distracción. Por ejemplo, imagina que estas estudiando y ves que la habitación está muy desordenada, ves algún papel que te recuerda que tienes que hacer algo o ves el ordenador y tienes ganas de meterte en Facebook o meterte a responder algún correo.

dffds

Recuerda que el tiempo de  estudio es solo de estudio. No sirve de nada ponerte 4 horas un día a estudiar y estar cada dos minutos levantándote a hacer algo diferente. Pierdes tiempo en levantarte y pierdes el hilo de lo que estabas haciendo teniendo que volver a recuperarlo. A veces es mejor estudiar una hora solo, pero estudiar de verdad.

El móvil también es un gran distractor. Recuerda no tenerlo nunca en sonido cuando estés estudiando. También es recomendable no tenerlo a la vista ya que muchas veces solo con mirar al móvil ya nos viene la cabeza por ejemplo aquel mensaje que dijimos que enviaríamos y nunca enviamos.

mobie

3. ¿Cuánto tiempo hay que estudiar?

Hay mucha gente que no es capaz de estar más de 30 minutos delante de un libro. Lo normal es estudiar 55 minutos y hacer descansos. Un método que leí una vez, es la técnica del pomodoro. Lo que necesitas es un reloj de estos de cocina. Se trata de estudiar 4 horas intensivas, en periodos de 55 minutos con 5 minutos de descanso entre ellos. Es decir, te pones 55 minutos de reloj, estudias ese tiempo y luego tienes 5 minutos, para salir de la habitación, ir al baño, comer algo, bajar a la calle. Después sigues, y así hasta completar las 4 fases. Después necesitarás más de 1 hora de descanso.

clock

4. Prémiate.

Siempre es más fácil trabajar y estudiar duro si sabes que después de eso tendrás un premio. Recuerda darte premios solo cuando hayas cumplido tus objetivos. Si te has propuesto leerte un capítulo de tal libro en 1 h y no los conseguido porque has estado distraída no deberías premiarte.

Los premios pueden ser ver una serie , algo de comida, salir por ahí. Los premios son más efectivos si se dan tras haber terminado la actividad. Es decir cuando más junto esté el premio de la actividad mejor, ya que nuestro cerebro aprende a relacionar el trabajo duro con la recompensa.

5. Motívate.

Escribete alguna frase donde puedas leerlas, para recordarte que tienes que centrarte, o que tienes que esforzarte.

En resumen: organízate el calendario y haz una lista  concreta con las tareas que tienes  que hacer. Date descansos y premiate. No pasa nada por que haya días en los que no hagas nada, mientras vayas cumpliendo tus objetivos. Organiza bien tu espacio de trabjado, evitando los objetos que puedan distraerte. Lo optimo es estudiar por periodos de una hora con descansos.

Anuncios