Etiquetas

, , , , , ,


Uno hace lo que uno es; uno se convierte en lo que uno hace.- Robert Musi

De vez en cuando en la vida toca fingir y actuar acorde a un papel que quizá en un principio no nos permita sentirnos identificados.  Pero muchas veces lo que fingimos acaba convirtiéndose en parte de nuestra realidad.

 

La película ByPass me recordó mucho a ente fenómeno social. En la película, Xavi es un bilbaíno que ahora vive en Barcelona, allí tiene trabajo y novia. Pero un día recibe una llamada desde Bilbao comunicándole que una de sus amigas se está muriendo y únicamente le quedan dos meses de vida. Xavi, sin saber muy bien lo que le espera, hace las maletas y se dirige a Bilbao. Allí puede observar como su amiga se encuentra muy enferma y esto le lleva a fingir que está enamorado de ella ( ya que ella llevaba mucho tiempo detrás de él). Esta pequeña mentira le hará imposible parar de mentir hasta que su vida queda completamente destrozada. ¿O quizá completamente perfecta?

Otra película en la que sucede algo similar es en Cisne negro . La protagonista tras intentar llevar a cabo el papel del cisne negro termina por creérselo tanto que se hace realidad.

064e13d39c343a90449aca1c82c8de13

Otra manera en la que fingir algo lo hace real es por ejemplo cuando fingimos una emoción que no sentimos. En el siglo XX, el filósofo Willia James cambió dio la vuelta a la manera en la que las emociones eran consideradas y propuso que entre un evento o un estímulo y la sensación que sentimos se encuentra una sensación corporal. Por ejemplo, hasta entonces siempre se había considerado que cuando estas triste por algo malo que ha pasado, entonces lloras. Pero William James dijo que esto no sucede así. Primero algo malo te pasa, entonces te pones a llorar y el acto de llorar es el que te hace estar triste no la cosa mala en sí.

Parece una locura de teoría pero se puede aplicar en varios casos. Por ejemplo, esto se encuentra en la base del Yoga de la risa. Cuando tratas de reírte por nada, sonreír, al final terminas sintiéndote bien.Otro caso, en un experimento descubrieron que el simple hecho de sujetar un lápiz con la boca haciéndote inconscientemente sonreír hacía que las personas se sintiesen más felices que antes.


smile

Anuncios