Díme cuantos hermanos tienes y te diré como eres.


Desde el momento en que nacemos y durante los primeros años aprendemos inconscientemente de nuestras familias. Las familias son un elemento importante a la hora de desarrollar nuestra personalidad. Las percepciones subjetivas de los miembros de la familia, los factores económicos y culturales y la historia familiar son algunos de los aspectos que desde que nacemos influirán en nuestro desarrollo. Pero, ¿puede el orden en el que nacemos y el número de hermanos que tenemos influir en nuestra personalidad y nuestra manera de ver el mundo?

1e4288bb7a0d2d0e44065f3fe700b553

Hace ya muchos años que esta idea se le ocurrió a Alfred Adler (1870-1937). Adler propuso que el primero que nace se siente “destronado” cuando un nuevo miembro llega a la familia. El primero tiene que aprender a compartir. Además, los padres esperan que sea un ejemplo para el hermano pequeño y generalmente son más estrictos y suelen poner las expectativas muy altas. Según esto, el primogénito desarrollará un tipo de personalidad más autoritaria y estricta. Suelen crear un tipo de nostalgia y se vuelven más independientes.

El segundo hijo es más competitivo. Siempre intenta superar al primero. Puede sentir rivalidad expresada en una actitud rebelde por ser siempre el centro de atención.

e603f76300d445753d7b2cb9e093410e

Si los padres tienen más hijos, el más pequeño será siempre al que más cosas le permitan y más premios le den. Muy a menudo esto hace que el pequeño sea el niño mimado de la familia. Siempre tiene muchos papás y mamás, pero él quiere sentirse mayor.

Cuando los padres solo tienen un hijo, este generalmente suele ser muy mimado ya que los padres no tienen experiencia previa y él es como un milagro, el único. Los hijos únicos suelen estar sobre atendidos y obtienen siempre el 200% de atención de la madre y el padre. Cuando es pequeño prefiere la compañía de los adultos y suele adquirir un lenguaje más elaborado y adulto que sus compañeros. Cuando crece le gusta ser el centro de atención, le cuesta compartir y suele ser más solitario que el resto.

unico

Las teorías de Adler proponen que el hermano mayor tiene desventaja sobre el pequeño. Pero no todo es así. Por ejemplo, un estudio (Gates et al, 1988) demostró que los primeros hijos presentan menos  probabilidad de padecer depresión y ansiedad que el resto. Además, tienen una mejor autoestima que sus hermanos pequeños.

Puede que el orden de nacimiento tenga algo que ver con la personalidad y la manera de vivir que desarrollemos en el futuro, pero esto no es un determinante y hay muchos más factores familiares y sociales que influyen en ello.

Anuncios

8 thoughts on “Díme cuantos hermanos tienes y te diré como eres.

  1. Mi experiencia como hija única es que recibes todo lo mejor que te pueden dar tus padres, pero también la desventaja de no saber compartir, y la responsabilidad ante lo que ocurra con tus progenitores.Soledad total.
    Lamento hasta el día de hoy no tener hermanos.
    Hasta pronto.

    Me gusta

    1. Te comprendo, lo mismo es en mi caso. Siempre querré haber tenido hermanos. ¿Pero qué más da? La vida es arbitraria. Y bueno, poco a poco he aprendido a disfrutar más y ver la vida con otros ojos. Aunque sí, la soledad llega a ser en mí un factor muy notorio y marcado, también en parte es un libro de enseñanzas… Es cuestión de resilencia 🙂

      Me gusta

Tu opinión me importa: deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s