La suerte es una elección


A menudo me pregunto por qué hay gente que tiene tanta suerte, personas a las que siempre todo les sale bien, en cambio, existe otro tipo de personas a las que todo les sale mal. Sin ir más lejos, en nuestro circulo cercano de conocidos podemos encontrar aquellos que afirman tener muy buena suerte (y en efecto, siempre les sucede lo mejor), y por otro  lado, aquellos que se pasan el día lamentándose de su mala suerte. Además, muchas personas tienen amuletos, mantras que nunca olvidan decirse antes de algo importante, talismanes, encantamientos,… y otros métodos de validez discutible que emplean para tener ” buena suerte”. Pero, ¿la buena suerte es cuestión de suerte?

Cada uno crea su suerte.
Cada uno crea su suerte.

Un estudio realizado en el Reino Unido trató de demostrar que la buena suerte es más una elección activa que un proceso de azar. El encargado de la investigación fue el psicólogo Richard Wiseman. Este dividió un grupo de 400 voluntarios en dos grupos: los que se consideraban afortunados y los que no. La tarea que debían realizar todos los participantes era contar el número de anuncios que aparecían en una revista. El tiempo medio que tardaron en contar los anuncios los del grupo de los ”afortunados” fue de apenas unos segundos, frente al tiempo medio de dos minutos que tardaron los del grupo de la mala suerte.

Richard Wiseman
Richard Wiseman

¿Sorprendido? El investigador había introducido en la página dos de la revista la frase: ” DEJA DE CONTAR, HAY 43 ANUNCIOS EN ESTA REVISTA.”  El grupo de la buena suerte afirmó haber visto la frase enseguida y paró de contar. Por otro lado, el grupo de la mala suerte pasó por alto la frase y continuó contando.

Una de las posibles razones por la que las personas del grupo ” mala suerte” no se fijaron en la frase puede ser que este tipo de personas son más ansiosas que las personas que creen tener buena suerte. Las personas menos afortunadas y más ansiosas se pasan el tiempo buscando lo que creen que deben encontrar sin apreciar lo que hay alrededor. Van como con un piloto automático en busca de lo que creen que tienen que encontrar. Esto hace que por el camino  dejen pasar oportunidades de ser más felices y de buena suerte  ya que están demasiado ocupados. Por otro lado, la gente de la “buena suerte” , va por la vida más relajada y concentrados, no solo en lo que han salido a buscar, sino en los imprevisto y las novedades del camino.

no necesitas suerte

En este estudio también se comprobó que las personas con peor suerte no hacían nada por cambiarlo, en cambio las personas con buena suerte hacen cambios conscientes en sus vidas. Por ejemplo, una persona con peor suerte hace todos los días lo mismo, el mismo camino, las mismas tiendas, las mismas personas,… En cambio las personas con buena suerte intentan hacer cambios en sus vidas. A raíz de estos cambios encuentran cosas nuevas y obtienen diferentes y novedosas oportunidades. Así, su suerte cambia.

Puede que estos experimentos te parezcan una tontería para afirmar que cada uno crea su suerte. Pero, párate un momento a pensar en cuantas veces la buena suerte viene por la actitud positiva ante la vida y los cambios que hacemos conscientemete. La suerte se compone de oportunidades y lo que cada uno hace con esas oportunidades. En la vida, para ser feliz, hay que saber buscar esas oportunidades y aprovecharlas.

suerte4

Anuncios

10 thoughts on “La suerte es una elección

Tu opinión me importa: deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s