Etiquetas

, , , , , ,


El psicólogo James Pennebaker ha realizado varios estudios sobre la escritura como método para tratar con traumas y dificultades. Seguramente habrás oído alguna vez eso de que quedarse con las cosas dentro es malo. Lo mejor es compartirlo con otros o expresarlo. Pero cuando no queremos que otros lo sepan o quizá no tengamos el momento de hablarlo con las personas que nos rodean, también es útil escribirlo.

El simple hecho de escribir nuestros pensamientos puede ser terapéutico. En un estudio en una universidad, pidieron aun grupo de estudiantes que escribieran sobre un acontecimiento traumático que les había sucedido y a otro grupo le pidieron simplemente que escribieran lo que habían hecho ese día. Las personas que escribieron sobre el trauma, presentaron mejoría en su sistema inmunológico, menor presión arterial y menos estrés.

También se sabe que compartir las emociones negativas es más beneficioso que tratar de centrarnos en lo positivo. Además, las personas que analizan y procesan las emociones positivas ( las que se preguntan el cómo y el por qué de las experiencias positivas) tienen niveles más reducidos de salud física y de bienestar psicológico, que las personas que analizan las emociones negativas.

Normalmente, inmediatamente después de haber escrito sobre malas experiencias o malos momentos, sentiremos malestar durante un rato, pero a medida que pasan los días, los efectos positivos de escribir irán apareciendo.

El método de Pennebaker para usar la escritura como herramienta para combatir el estés, las emociones negativas o los recuerdos dolorosos, se basa en 7 recomendaciones:

  1. Escribe sobre cualquier tema que te preocupe
  2. Busca un lugar en el que te sientas cómodo. EL lugar tiene que ser especial y único.
  3. No te preocupes por la escritura, las faltas de ortografía, la gramática,… Céntrate en poner sobre el papel lo que se pasa por la cabeza. Si sientes un bloqueo mental, simplemente vuelve a escribir lo ultimo que escribiste, esto puede ayudarte a desbloquearte
  4. Escribe sobre lo que pasó y expresa también cómo te sentiste. Explora tus emociones, centrándote especialmente en buscar las emociones positivas
  5. Puedes mantener lo que has escrito en privado, incluso puedes romperlo
  6. Una vez hayas terminado, probablemente te sientas mal, pero los sentimientos negativos se irán.
Anuncios