Es necesario tener un cierto orden en nuestras vidas, tenerlo todo bajo control o nuestros días se convertirían en un cáos completo. Pero cuando llega el verano todo cambia. Salidas inesperadas, encuentros fortuitos, planes alternativos y sobre todo dejarnos ir.

El viaje más apasionante es aquel que se emprende sin saber a donde ir.

Pero no hace falta esperar al verano para salir de la rutina y dejarnos sorprender por la vida. Una buena idea es apuntar en un papel todo lo que nos hace felices durante el verano y ponerlo en práctica en el invierno. Esas cenas con los amigos, los viajes de los fines de semana, las salidas al monte, los jueves al teatro,…. Todas esas cosas que solo hacemos en verano.

Últimamente me doy cuenta que la gente va y viene sumergida en una rutina que ya no consigue hacerles felices. Cuando todos los días empiezan a ser iguales, y la monotonía se apodera hasta de los planes improvisados , es cuando debemos pararnos a pensar, recordar cuales eran las cosas que un día nos hacía felices y comenzar a hacer cosas diferentes.

Lo fundamental es tener objetivos diferentes. Esos objetivos que un día nos marcamos hacen que luchemos por ellos, esperar algo con muchas ganas nos hace sentirnos vivos.  Me gusta la gente que empieza a preparar el carnaval en verano, esos que organizan sus vacaciones de agosto en semana santa, y aquellos que planean los días que irán al teatro en verano.

Realizar cosas divertidas nos hace felices, pero más felices aún nos hace organizarlo. Y más, si en los planes están involucradas varias personas. Puede ser una excusa para quedar con ellos, charlar, pasar un rato agradable y ya, si eso, preparar lo que había que preparar.

Personalmente me encanta viajar. Pero lo que mas me gusta es organizar viajes; buscar destinos, lugares que me encantaría visitar, personas que quiero reencontrar, culturas para conocer,… Siempre suelo tener algún viaje planeado. Mi próximo destino es Galway. Llevo ya varios meses preparando este viaje, y la verdad es que estoy muy emocionada. Cada día me despierto feliz, construyendo poco a poco lo que va a ser viaje.

Lo que realmente te hará feliz será el camino hacia la meta, no la meta en sí.

 p9wwww

Anuncios