Muy a menudo nos fiamos de las primeras impresiones, y sobre todo de las opiniones de los demás. Seguimos a los  que mas seguidores tienen en el twitter, vamos al cine influidos por las opiniones de nuestros amigos , y en general hacemos lo que hace la mayoría.

A veces esto nos ahorra tiempo en decidir. Es más sencillo fiarnos de las opiniones ajenas que , por ejemplo, a la hora de decidir un restaurante para cenar o un hotel resulta más sencillo dejarse llevar por la mayoría que dedicar tiempo a analizar cada rincón de la ciudad hasta encontrar un lugar que realmente nos guste.

Pero siguiendo a la mayoría podemos perdernos cosas maravillosas por el camino. Algo así sucedió en el 2007 en el metro de Washington. Como cada día podemos ver en muchos lugares del  mundo a violinistas, cantantes y artistas callejeros  hacer su día a día en las calles, ese día había un violinista en el metro de Washington. Todo era muy normal; algunas personas se paraban a escucharle y darle alguna moneda, pero generalmente la gente corría a por el tren sin ni siquiera dedicarle una mirada, una oportunidad de escuchar su maravillosa música.  Pasó mucho tiempo hasta que una señora se dio cuenta de que ese violinista a primera vista anónimo, no era ni más ni menos que Joshua Bel, uno de los mejores violinistas y por el cual ella había pagado una fortuna hacía unos días por un concierto suyo. Y tenía en sus manos un Strtadivarius de 300 años de antigüedad valorado en tres millones y medio de dolares.  La mujer no podía creerse como había que hace hacía unos días había llegado a pagar escandalosas cantidades por su música y aquel día nadie se parase a escucharle gratis.

Todo esto formó parte de un experimento. Querían comprobar si las personas son capaces de reconocer por sí mismas la belleza y el valor de las cosas sin estar influidos por las opiniones de los demás. Ese día Joshua Bel únicamente consiguió veintisiete dolares y solo 27 personas se pararon a escucharle. Y es que este viejo refrán lo dice todo:

¿ A dónde va Vicente? Donde va la gente.

large (4)

Anuncios