Me apasiona Alber Espinosa. Me apasiona su capacidad de ver las cosas buenas de la vida y sacar una enseñanza de cada obstáculo en la vida. Con 14 años le diagnosticaron cáncer y perdió una pierna, un pulmón y parte del hígado.  El dice quedarse solo con lo que la enfermedad le ha enseñado: ” morir no es triste, lo triste es no vivir”

En un libro muy interesante que escribió, El mundo amarillo, explica lo que el cáncer le enseñó para la vida. De sus 23 descubrimientos, hay uno que me llama mucho la atención: Las perdidas son positivas.

Para ver una perdida como algo positivo hay que centrarse en la palabra perdida , no en la palabra aceptar. Cuenta que un día antes de perder su pierna realizó una fiesta de despedida para esta. Nos enseña que hay que considerar las perdidas como algo normal, hay que aprender a perder.

No pienses en lo que pierdes, piensa en lo que ganas. Perder no es malo, todo depende de lo que lo que tu pienses. Si centras la atención en lo malo que es lo que has perdido, tendrás sentimientos de tristeza. Si por el contrario pones tu atención en todo lo que puedes ganar o ya has ganado, te sentirás mas vivo que nunca.

Cualquier perdida es una ganancia.

let it go

Anuncios