La psicología positiva trata de mejorar los puntos fuertes de cada persona. Su intención no es curar a las personas, sino hacer de sus vidas una experiencia mejor.

Hay muchas intervenciones positivas que tratan de incrementar el bienestar de las personas. Una de las que a mi más me gusta es la llamada ‘tres cosas buenas’ . Se trata de pensar cada noche en tres cosas buenas que te hayan sucedido a lo largo del día. Una vez las tengamos en mente las escribiremos un papel. Al principio será difícil que se nos ocurran tres cosas, pero a medida que llevemos más tiempo poniendolo en práctica será más sencillo. Una llamada de algún amigo, encontrarnos con alguien inesperado, un abrazo, una buena acción de alguien,…

Esta pequeña técnica nos ayuda a ver las cosas positivas de nuestra vida y dar gracias por ellas.

Seligman (el precursor de la psicologia positiva) hizo un estudio para comprobar la eficacia de este tratamiento. Dividió a un grupo de personas en dos tareas diferentes: En el primer grupo tenían que escribir cada noche tres cosas buenas y el otro grupo debía realizar una tarea placebo (lo que se suponia que no tenia ningunefecto positivo : escribir sus recuerdos cada noche)

Como Seligman preveía, las personas que escribieron lo bueno que les había sucedido, incrementaron su felicidad.

Así que ya sabes, si quieres ser un poco más feliz empieza a  invertir no más de dos minutos del día en poner esta sencilla tarea en practica.

Disfruta de las pequeñas cosas de la vida , porque un día mirarás atrás y comprenderás que esas eran las grandes cosas.

Imagen

Anuncios